Este contenido es exclusivo para suscriptores

Navega sin límites desde 4,95€ al mes y además este mes podrás ganar una Smart TV con tu suscripción

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

«Hay que evitar más muertes en Laguardia»

Un peatón atraviesa la A-124, en Laguardia, desde la gasolinera hacia el hotel Villa Lucía./Fotos: igor martín
Un peatón atraviesa la A-124, en Laguardia, desde la gasolinera hacia el hotel Villa Lucía. / Fotos: igor martín

Dos fallecidos en dos meses, ambos peatones de más de 70 años, dan cuenta de la peligrosa travesía que atraviesa la localidad. Ahora se buscan soluciones

María José Pérez
MARÍA JOSÉ PÉREZ

La carretera A-124, que discurre por Rioja Alavesa, se convierte en una travesía en Labastida y Laguardia. Ambas localidades deben soportar el tráfico de esta vía, cuya intensidad media varía, dependiendo de los puntos, entre los 2.140 y los 3.160 vehículos al día, con los riesgos que ello conlleva. Los vecinos de Laguardia pueden dar buena cuenta de ello. En poco más de dos meses, entre el 1 de diciembre de 2018 y el pasado domingo, han sido testigos de dos atropellos mortales ocurridos con pocos metros de diferencia. El primero sucedió a la altura de la gasolinera situada junto a la comisaría de la Etzaintza; el segundo, en el casco urbano, en las proximidades del ascensor que conecta la parte baja y alta del pueblo. Dos hombres de 76 y 71 años fallecieron. La fatídica zona suma un muerto más, en el cruce con la carretera de Elvillar, donde una mujer de 75 años fue atropellada en julio de 2010.

 

Fotos