Los establecimientos turísticos de Vitoria ofrecerán agua del grifo y materiales reciclados

Vitoria fue declarada Destino turístico sostenible en 2016 y sus 38 hoteles se han sumado a esta iniciativa. / Jesús Andrade

El Ayuntamiento, los establecimientos hoteleros y organizaciones medioambientales buscan reducir el impacto ecológico de esta actividad

Judith Romero
JUDITH ROMERO

Las botellas y plásticos PET consumidos en la capital alavesa se transformarán en jarras, manilleros y alfombras que convertirán sus hoteles en instalaciones ecológicamente responsables. Vitoria fue declarada Destino turístico sostenible en 2016 y, aunque algunos establecimientos hoteleros ya estaban haciendo esfuerzos por llevar una línea más 'green', el Ayuntamiento, la sociedad pública de gestión ambiental Ihobe, Ecoembes, Aclima y los 38 establecimientos hoteleros de la ciudad han unido sus fuerzas para terminar con el despilfarro de alimentos y reducir la generación de residuos.

«El futuro del mundo se debate en las ciudades, tenemos que esforzarnos para hacer un mundo más sostenible y varias pequeñas prácticas sumadas hacen mucho para reducir el consumo de plástico», ha animado el alcalde Gorka Urtaran en la presentación de este proyecto de economía circular. De esta manera, las toneladas de residuos plásticos recogidas en hoteles, comedores escolares y universitarios, residencias e instalaciones como el estadio de Mendizorroza, lugares propensos a producir plástico, gozarán de una segunda vida en los hoteles de la 'Green Capital'.

Una de las líneas de actuación más importantes de este proyecto suscrito por los hoteles, agroturismos, albergues y apartahoteles de la ciudad es la prevención, lo que consiste en generar el menor número de residuos posible. Es por eso que los locales han recibido 2.100 'Gourmet box', cajas de cartón compostable en la que los clientes podrán llevarse la comida que no hayan terminado para evitar su desperdicio. El agua embotellada se sustituirá por jarras de cristal. «El 90% de los vitorianos la considera buena o muy buena y los hosteleros que la han implementado no han tenido ninguna queja», ha apuntado Ángel Llamazares, gerente de Amvisa.

25 toneladas recuperadas

Los locales más propensos a producir plástico se sumaron a un sistema de recogida puerta a puerta a mediados de 2016. Si el año pasado lograron reciclar 8 toneladas de materiales, el servicio de Residuos municipal estima que este 2018 se alcanzarán las 25 toneladas. «Depositan los restos en bolsas transparentes en vez de en el contenedor, lo que evita confusiones y permite que quienes la recojan puedan separarla como es debido», ha explicado Diego Malo, responsable del servicio.

El Ayuntamiento ha organizado una campaña para difundir estos logros ecológicos en los establecimientos hoteleros con lemas como 'Lo mejor de Vitoria está incluido: nuestros ecosistemas' o 'Cuidamos de Vitoria para que sigáis disfrutándola muchos años más'. Pronto los turistas que visiten la capital servirán sus bebidas en 400 jarras de cristal fabricadas con botellas PET recicladas o 40 pisarán alfombras sostenibles en zonas comunes. «Una alfombra de cuatro metros puede fabricarse con 500 botellas de plástico de 50 centillitros, cerrando así el ciclo del reciclado en los hoteles», ha explicado María Fernández, responsable del servicio de Empresa municipal. También se han creado 25 papeleras y 900 manilleros con estos materiales.