Alavesa del mes de diciembre

Maite San Saturnino, una empresaria con corazón de oro

Maite San Saturnino, con un cojín con forma de corazón./Jesús Andrade
Maite San Saturnino, con un cojín con forma de corazón. / Jesús Andrade

EL CORREO reconoce la dedicación de la presidenta de Corazón Sin Fronteras y un ejemplo de solidaridad

Judith Romero
JUDITH ROMERO

Bombea solidaridad por los cuatro costados y aprovecha al máximo las 24 horas del día. Presidenta nacional de asociaciones como Corazón Sin Fronteras y Cardioalianza, que agrupa a más de 50.000 pacientes y voz de los afectados por cardiopatías en instituciones como el Ministerio de Sanidad o el Parlamento europeo, Maite San Saturnino (Vitoria, 1970), ha consagrado su vida a la promoción y la divulgación de hábitos saludables. Como directiva estuvo al frente de la Asociación de mujeres empresarias de Álava (Ampea) durante los dos últimos años, puesto que ha dejado «en buenas manos» para centrarse en nuevos retos.

«Vitoria va a ser la primera ciudad española en acoger los Juegos Europeos para los Trasplantados de Corazón y Pulmón en 2020 y queremos que salgan a la perfección, es una oportunidad única», celebra la empresaria, muy ilusionada tras conocer que EL CORREO ha decidido reconocerle como la próxima 'Alavesa del mes'. San Saturnino se encuentra inmersa en la gestión de estas asociaciones relacionadas con la salud del corazón y actualmente se mueve entre Madrid, Vitoria, Bruselas y la irlandesa Galway. «Tenemos que seguir visibilizando que España está a la cabeza en trasplantes y transmitir la importancia de que haya donantes», apuesta esta autónoma especializada en productos sanitarios.

Las cardiopatías son una enfermedad prácticamente invisible, pero suponen la primera y segunda causa de muerte en Euskadi. «Los infartos, las anginas de pecho y los ictus provocan más muertes que el cáncer, pero son enfermedades que se tienen menos en cuenta», apunta San Saturnino, quien sufrió el golpe de que un corazón deje de latir en sus propias carnes. Su padre, miembro de la junta directiva de la antigua Bihotz Bizi, falleció de una enfermedad cardiovascular en 2007. «Sufrí mucho y me propuse trabajar para ayudar a otros enfermos y familiares y evitar que más gente pasara por lo mismo», confiesa.

Más prevención

Estas dolencias pueden llegar a prevenirse en un 80% de los casos, por lo que mantener hábitos de vida saludables adquiere una importancia fundamental incluso entre quienes aún no las han desarrollado. «La fase 3 de la rehabilitación cardiaca es fundamental y empieza cuando se recibe el alta. Hay que hacer tres horas de ejercicio físico a la semana, mantener un control estricto de los indicadores de salud y cuidar la alimentación», recomienda San Saturnino. A partir de este 2019, los 450 socios que Corazón Sin Fronteras tiene en Álava pueden cuidar de su físico en la nueva sede de la asociación, en el 42 de la calle Florida.

Entre los próximos retos de esta mujer de gran corazón destaca el objetivo de recaudar fondos para la investigación de estas enfermedades. «Todos vamos a ser pacientes del corazón en algún momento y es importante devolver a la sociedad lo que nos da», valora la empresaria, cuyo propósito para 2019 es aprender más sobre 'fundraising' estudiando el trabajo de otras organizaciones. «Necesitamos una mayor independencia económica para no depender de subvenciones, realizar nuestros propios programas y seguir promocionando el cuidado de la salud», subraya.

Mayor formación

Entre sus reivindicaciones se encuentran una mayor formación en el manejo de los desfibriladores en escuelas y empresas, más campañas de prevención cardiovascular y que se tome en serio a las mujeres que se aquejan del corazón en las Urgencias -«a veces se tachan como simples ataques de ansiedad lo que son anginas de pecho». Y entre sus sueños, encontrar deportistas que puedan realizar un digno papel en los Juegos Europeos para los Trasplantados de Corazón y Pulmón de 2020. «Álava y Euskadi siempre han sido pioneras en la protección del corazón y este evento, con una asistencia prevista de 600 participantes y sus familias, la pondrá aún más en el mapa».

 

Fotos

Vídeos