Ekologistak Martxan critica que los tubos de escape de los coches aparcados estén orientados hacia los colegios

Así quedan estacionados los coches./Ekologistak Martxan
Así quedan estacionados los coches. / Ekologistak Martxan

El colectivo ecologista denuncia la ubicación de los nuevos aparcamientos en batería de las reformadas calles Salvador, Costa Rica y Perú

G. CUESTA

La reforma de las calles Salvador, Costa Rica y Perú se realizó para ampliar las aceras y reducir el espacio del tráfico motorizado e implementar el uso del carril bici. Una obra que también supuso reorganizar las bandas de aparcamiento en batería. Este último aspecto preocupa al colectivo Ekologistak Martxan, que critica que ahora los coches aparcan de tal manera que «los tubos de escape dirigen sus emisiones hacia los patios» de los colegios Divino Maestro, María Maeztu y el IES Francisco de Vitoria.

La confederación ecologista ha recordado que ya existe el mismo problema con el instituto Koldo Mitxelena, más concretamente con las plazas en batería de la calle Behenafarroa. En su día se dio la misma circunstancia tras la reforma de la calle Mendoza, lugar donde el Ayuntamiento instaló una señal que obliga a los vehículos a aparcar de frente para evitar emisiones que perjudiquen a los edificios más próximos.