El ecologismo plantará batalla en Madrid y Bruselas contra el embalse de Barrón

Paisaje que está previsto que inunde el futuro embalse de Barrón, en Ribera Alta. /Jesús Andrade
Paisaje que está previsto que inunde el futuro embalse de Barrón, en Ribera Alta. / Jesús Andrade

Ecologistas en Acción confía en que el Gobierno de Sánchez revise la declaración de impacto ambiental y la plataforma contraria al pantano irá al Congreso y al Senado

Rosa Cancho
ROSA CANCHO

Los mayores colectivos ecologistas de España, entre ellos Ecologistas en Acción y Greenpeace, han anunciado un apretado calendario de movilizaciones y acciones para plantar cara al Gobierno de Sánchez, tanto en el Congreso como en el Senado y en el Parlamento Europeo, y evitar que dé vía libre a la Diputación alavesa para levantar un pantano de 4,3 hectómetros cúbicos en Barrón, en Ribera Alta. Responsables de Ecologistas en Acción en Madrid visitaron este martes el valle y constataron lo que ya sabían por boca de sus colegas alaveses. «Es una obra que no se sostiene, que corre el peligro de resultar inútil y que, sin embargo, tendrá consecuencias ambientales enormes», señalaron Santiago Martín y Luis Rico.

Los dos portavoces del colectivo anunciaron que no pararán hasta que el Ministerio para la Transición Ecológica revise la declaración de impacto ambiental y emita otra que sea negativa. El informe técnico que aprueba el plan de mejora del regadío de Valles Alaveses, recordaron, no tiene en cuenta el estudio de viabilidad económica que la Fundación Nueva Cultura del Agua presentó en las Juntas Generales. El análisis habla de que este sistema de regadío, con varias balsas, una estación de bombeo y un embalse, supondrá que los agricultores «deberán pagar entre 1,2 y 1,5 euros por cada metro cúbico de agua que utilicen para regar sus campos, mientras que la media estatal ronda los 0,083 euros».

Uno en Teruel sin uso

El embalse de Lechago en Teruel, por ejemplo, tuvo un coste superior a los 50 millones de euros «y no se usa porque ningún agricultor está dispuesto a pagar los bombeos», apuntó Martín. Además, aseguró, la declaración recién aprobada tampoco contempla los estudios realizados por botánicos de renombre sobre la frágil genista eliassennennii, una planta que crece en el entorno donde se desarrollaría la obra. Ecologistas en Acción cree que el Gabinete Sánchez revisará el informe y, en ese sentido, citó unas recientes declaraciones del secretario de Estado en esta materia, que tildó de «innecesario» este pantano. «No vamos a permitir que en política del agua se dé un retroceso a los años de González y Aznar. Este tipo de grandes obras hidráulicas sólo beneficia a las empresas constructoras a costa del dinero público, del patrimonio cultural y natural y de las personas que viven de la agricultura allí».

Algunos representantes de la plataforma contraria al embalse de Barrón que reúne a vecinos, agricultores, ecologistas y partidos se entrevistarán este mismo mes con los grupos representados en el Congreso y en el Senado. Los ecologistas harán el próximo verano una acampada de protesta en Barrón y, en octubre, trasladarán su denuncia a la comisión responsable de estos temas en el Parlamento Europeo.