Duque de Wellington perderá tres giros peligrosos para evitar accidentes del tranvía

Los giros a la derecha frente al colegio San Prudencio quedarán anulados este mismo mes. /
Los giros a la derecha frente al colegio San Prudencio quedarán anulados este mismo mes.

El Ayuntamiento cerrará el acceso con Belate y otros dos frente al colegio San Prudencio después de seis siniestros en la calle en lo que va de año

IOSU CUETO

Ofensiva municipal para reducir de una vez por todas la siniestralidad del tranvía en la calle Duque de Wellington. El Ayuntamiento ha decidido poner en marcha un plan de actuación que supondrá cambios de calado para los vecinos pero que, al mismo tiempo, anulará tres cruces peligrosos en los que los conductores pasan por encima de las vías con el riesgo de chocar con el metro ligero. Según ha podido saber EL CORREO, el Gabinete Urtaran ha ordenado cerrar este mes el cruce de esa arteria con la calle Belate y dos accesos situados frente al colegio San Prudencio: el del aparcamiento en superficie -muy utilizado por los residentes- y el que sirve para entrar en Valentín de Foronda. De momento, el Servicio de Tráfico alertará de las modificaciones con señales y vallas, «a modo de prueba». Si todo va según lo previsto, en las próximas semanas se colocarán elementos «de carácter permanente», como pivotes.

Así pues, Duque de Wellington perderá tres de sus 'puntos negros' tras haber registrado ya seis accidentes del tranvía en lo que va de año. «Creemos que las soluciones diseñadas son las más adecuadas, aunque daremos un margen por si hay que hacer ajustes», afirma el concejal de Seguridad Ciudadana, Carlos Zapatero.

El edil detalla que en el caso de la calle Belate, se cerrará la entrada y la salida desde Duque de Wellington. La alternativa para llegar la primera calle será a través de Xabier.

«Comprensión»

Por su parte, a la altura del número 13 -frente al colegio San Prudencio- se cerrarán también la entrada y la salida desde Duque de Wellington, lo que obligará a los conductores a llegar al estacionamiento a través del acceso de Antonio Machado. Y a escasos metros, se anulará la entrada desde Wellington a Valentín de Foronda -el giro más peligroso, porque algunos conductores no veían llegar el tranvía si les llegaba de espaldas- pero se seguirá permitiendo la salida.

Además, hace un mes y medio Tráfico ya cambió la regulación semafórica junto al centro de salud para que los discos se abrieran y cerraran a la vez para los dos carriles.

«Pedimos colaboración y comprensión a los vecinos. Su contribución será fundamental para el éxito de estas medidas», afirma Zapatero.

 

Fotos

Vídeos