Ingresa en prisión el joven que apuñaló a un menor de 16 años en Vitoria

Ertzainas durante una actuación. /Luis Calabor
Ertzainas durante una actuación. / Luis Calabor

Agentes de la Ertzaintza auxilian a la víctima, localizan el piso del sospechoso y cuando se disponen a entrar, el supuesto autor aparece en la calle y es detenido

David González
DAVID GONZÁLEZ

El fantasma de las bandas juveniles, que sobrevuela con fuerza la capital alavesa desde hace unos meses, rebrotó con fuerza durante la madrugada de ayer. Ertzainas detuvieron a un joven de 19 años como presunto autor del acuchillamiento a otro varón, menor de edad, esa misma noche. La víctima sufrió una perforación de un pulmón, sin que ahora se tema por su vida.

Sin embargo, este incidente adoptó otro cariz al comprobarse la identidad del presunto atacante. Según ha sabido este periódico, se trata de un joven presuntamente ligado a uno de estos grupos que preocupan sobremanera tanto en la Ertzaintza como en la Policía Local. Hay dos documentados. Se trata del Combo de Arriaga y de los Gatilleros. Ambos los conforman jóvenes, algunos de ellos menores. En las últimas semanas han quedado en varias ocasiones para pegarse.

De ahí que, aparte de entregar ayer a este joven al Juzgado de Instrucción 3 de Vitoria, la Ertzaintza trabaje en esclarecer si este episodio tuvo que ver con algún lance entre bandas o fue un choque fortuito entre los dos implicados.

De vuelta al ataque, una patrulla de paisano auxilió en plena calle al acuchillado, un menor de 16 años, con manchas de sangre en su vestimenta. Pronto, los agentes obtuvieron el nombre y apellidos del supuesto autor.

Con tal preciada información, la Policía autonómica localizó su domicilio conocido, a nombre de un familiar directo del sospechoso. Debido a esta circunstancia, tuvieron que localizar a esta persona antes de intentar cualquier entrada. Estaba en una provincia limítrofe. Una patrulla la trajo a Vitoria, mientras un discreto, pero numeroso, dispositivo tomaba las inmediaciones del portal. Acudió hasta una dotación del PRI, una unidad de intervención del cuerpo especializada en situaciones de riesgo.

Cuando el coche patrulla con el familliar prácticamente rozaba el término municipal, el joven, al que se creía en el interior del domicilio, apareció caminando por la calle, tomada en ese momento por ertzainas. Fue detenido de inmediato.

Unas horas más tarde, ya bien entrado el día, le presentaron ante el juzgado de guardia para que determinara qué hacer con él. Según ha sabido este periódico, el joven, con antecedentes por delitos menores, ha sido puesto a disposición judicial y, tras prestar declaración, el Juez de Guardia ha decretado su ingreso en la prisión de Zaballa.

 

Fotos

Vídeos