Una mujer se precipita por las escaleras al huir de la agresión de su pareja en Vitoria

Un detenido por violencia de género y varios por robo y agresiones durante el fin de semana festivo en la capital alavesa

ELCORREO.COM

Agentes de la Policía Local de Vitoria detuvieron a primera hora de la mañana del domingo a un hombre como presunto autor de un delito de violencia de género. Los hechos por los que fue arrestado se produjeron en torno a las 06.30 horas cuando una llamada al 092 alertaba de una agresión de un hombre a una mujer en un domicilio del barrio de Zabalgana.

De inmediato, una patrulla se dirigió al lugar y, a su llegada, observó cómo la víctima se cayó por las escaleras cuando huía muy asustada y con signos evidentes de haber sido agredida. Ésta reconoció a los agentes que su pareja le había pegado y no le dejaba marchar de la vivienda. Ante tales hechos, los agentes procedieron a la detención del hombre, que negaba que la hubiera agredido aunque reconoció haber discutido con ella. Por otro lado, una patrulla no uniformada acompañó a la víctima al hospital, donde fue atendida de sus lesiones. El hombre ha pasado este lunes por la mañana a disposición judicial.

Por otra parte, agentes de la Policía Local han detenido a otros dos varones. En el primer caso, arrestaron el viernes por la noche a un hombre de 46 años como presunto autor de un delito de robo con violencia. Los hechos sucedieron sobre las 21.15 horas cuando una patrulla de la Guardia Urbana fue requerida por la Central de Coordinación para que se personase en un establecimiento comercial de la calle Portal de Gamarra donde tenían retenido a un varón que había hurtado en su interior.

Los uniformados se dirigieron al lugar donde encontraron al vigilante de seguridad con el presunto ladrón. Al parecer, minutos antes se había introducido varios productos entre sus ropas y había tratado de salir del local sin abonarlos. Una de las cajeras, conocedora de los hechos, lo trató de detener pero el hombre la agredió para zafarse de ella y salió huyendo. Sin embargo, fue alcanzado por el vigilante que salió tras él a pesar de que, durante la huida, en la que fue arrojando algunos de los productos sustraídos, también lanzó manotazos contra él.

Los agentes registraron al presunto ladrón y le encontraron dos latas así como un alicate, unas tijeras, una navaja y una llave allen con las que había fracturado las alarmas de dos botellas de alcohol. En total, el valor de los efectos sustraídos superaba los 120 euros. La patrulla procedió a la detención del hombre quien, tras la confección de las oportunas diligencias al Juzgado de Guardia, fue puesto en libertad.

Por otra parte, durante la madrugada de ayer los agentes de la Policía Local detuvieron a un hombre de 29 años como presunto autor de un delito de robo con violencia. Los hechos sucedieron sobre las 00.30 horas cuando una llamada al 092 solicitaba presencia policial en la calle Cuchillería donde tenían retenido a un varón que había sustraído del bolso de una joven su teléfono móvil. Al parecer, la víctima se dio cuenta del hurto y le agarró del brazo. Sin embargo, éste le dio un fuerte empujón para tratar de soltarse a la vez que le pasaba el aparato a otro individuo que podría actuar como cómplice.

A pesar de todo, consiguió, con la ayuda de varios amigos, retener el presunto ladrón. Una vez en el lugar, y escuchadas las manifestaciones, los agentes procedieron a su detención.

Pelea en la calle Zapatería

Además, otros dos varones han sido detenidos por diversos hechos violentos. El primero de ellos, durante la madrugada del día 4, un joven de 22 años fue detenido por Policía Local porque sobre él pesaba una requisitoria judicial, a lo que hubo que añadir atentado a agentes. Los hechos ocurrieron minutos antes de las 02.00 horas cuando una llamada al 092 informaba de una pelea en la calle Zapatería. Rápidamente una patrulla se dirigió al lugar, donde sólo quedaba uno de los implicados quien indicó que momentos antes le habían agredido con unos palos y un arma blanca.

Gracias a la descripción que aportó, otras patrullas localizaron a otros dos y, al chequear sus documentaciones comprobaron que, sobre uno de ellos, había una requisitoria judicial pendiente de búsqueda, detención e ingreso en prisión. Al informarle de ello, el joven comenzó a agredir y proferir amenazas de muerte contra los agentes intervinientes por lo que se le detuvo también por dicho motivo.

Por otra parte, agentes de Policía Local han detenido esta madrugada a un hombre de 33 años como presunto autor de un delito de lesiones graves. En este caso, los hechos han sucedido sobre las 02.00 horas cuando durante el transcurso de una pelea en un establecimiento hostelero de la plazuela Aldabe, uno de los implicados ha lanzado un vaso de cristal que ha impactado contra la cara de otro produciéndole un corte importante. Debido a ello ha tenido que ser trasladado en ambulancia a Txagorritxu así como su mujer, que también ha sido agredida.

Por todo ello, el presunto autor de los hechos ha sido detenido y tras la confección de las oportunas diligencias al Juzgado de Guardia ha sido puesto en libertad.