Detenido un hombre por una agresión sexual en Vitoria

Los hechos ocurrieron en un piso de San Cristóbal. /Igor Aizpuru
Los hechos ocurrieron en un piso de San Cristóbal. / Igor Aizpuru

La Ertzaintza investiga el caso después de que la víctima, una prostituta, presentara una denuncia contra un cliente

David González
DAVID GONZÁLEZ

La Ertzaintza ha detenido en la madrugada del sábado en Vitoria a un hombre como presunto autor de una agresión sexual a una mujer. La supuesta víctima es una prostituta que presentó una denuncia contra un cliente, que la habría obligado a mantener relaciones sin su consentimiento. La Policía vasca, tras proceder a su arresto, se ha desplazado al lugar de los hechos para recabar más datos.

El suceso ha tenido lugar en un piso ubicado en el barrio vitoriano de San Cristóbal. El detenido, según el relato de la denunciante ante los ertzainas, contrató un servicio con su víctima, a quien invitó a ir a su casa. Allí se produjo de madrugada una discusión sobre el uso de protección durante la relación sexual, algo a lo que el hombre se habría negado y entonces habría decidido forzarla. La mujer decidió acudir a la Policía vasca para contar lo ocurrido.

Los agentes detenían poco después al presunto agresor, que se encuentra en los calabozos de las dependencias policiales de la Ertzaintza. Está previsto que este hombre pase primero a disposición del juzgado de guardia (Instrucción número 4), que será el encargado de decidir si le pone en libertad con cargos o decreta su prisión preventiva. A la espera de la decisión judicial, varios ertzainas analizan el piso de San Cristóbal donde se habría producido la agresión sexual en busca de muestras biológicas.

Un caso similar en 2016

No es la primera vez, eso sí, que en Vitoria sucede un hecho similar. Durante las fiestas de La Blanca de hace dos años, un hombre fue detenido también por la Policía vasca acusado de haber agredido a una prostituta por negarse a mantener relaciones sexuales con él. Los hechos tuvieron lugar en aquella ocasión en un domicilio del Casco Medieval, donde trabajaba la víctima.

El varón solicitó en aquel caso los servicios sexuales de esta prostituta y fue tras acabar la relación por la que había pagado cuando quiso mantener nuevas relaciones de forma gratuita. Ella se negó, por lo que la golpeó, amenazó y trató de violar.

 

Fotos

Vídeos