Un despliegue sin precedentes en Salburua en busca del traficante

El hummer de la Brigada Móvil se usó la noche del lunes para alumbrar la explanada del parque de Salburua./E. C.
El hummer de la Brigada Móvil se usó la noche del lunes para alumbrar la explanada del parque de Salburua. / E. C.

Perros rastreadores de la unidad canina, una cámara térmica de los bomberos, el potente equipo de focos de la Brigada Móvil y hasta un helicóptero participan en el operativo

David González
DAVID GONZÁLEZVITORIA

Pocas veces se ha visto en Vitoria un despliegue policial como el iniciado la noche de este lunes, y que aún continúa. Esta mañana de martes, por ejemplo, al rastreo por tierra se ha unido un helicóptero. Todos buscan al sospechoso a la fuga, un presunto traficante de hachís que abandonó una bolsa con quince kilogramos de hachís en medio del cerco policial.

Alrededor de medio centenar de agentes -de la Ertzaintza principalmente y también de la Policía Local- tomaron desde la noche del lunes el humedal con el único objetivo de capturarle. Es lo único que falta para cerrar un ambicioso operativo. Llegado desde Madrid, este hombre supuestamente traía la droga a la capital alavesa para distribuirla en el País Vasco.

Tras lograr escapar de un control cerca de la plaza de América Latina y refugiarse en los humedales de Salburua, la Ertzaintza colocó agentes en cada una de las salidas de esta vasta zona verde. Son más de doce kilómetros de perímetro, por lo que se unieron todas las patrullas disponibles de la Guardia urbana.

Mientras los patrulleros custodiaban el linde, poco a poco se fueron agregando más efectivos de otras unidades especializadas. Por ejemplo, miembros de la unidad canina. Los perros especializados sí marcaron algunos puntos por donde supuestamente habría pasado el fugitivo, un vecino de Vitoria de origen magrebí. También acudieron a Salburua integrantes de la unidad de rescate, embutidos en sus trajes de neopreno. Su cometido era explorar las numerosas balsas de los humedales.

El potente grupo electrógeno de la Brigada Móvil alumbra la explanada del parque de Salburua.
El potente grupo electrógeno de la Brigada Móvil alumbra la explanada del parque de Salburua. / E. C.

La Brigada Móvil contribuyó con una de sus joyas. Se trata de un descomunal Hummer -un 4x4- cargado con un potente grupo electrógeno. Durante la noche del lunes y la madrugada de este martes, con esos focos alumbraron buena parte de la explanada principal de Salburua. Con las primeras luces del día, esta unidad abandonó el dispositivo y retornó a su base en Bizkaia.

Con ayuda externa

Con el paso de las horas se han producido los correspondientes relevos en la vigilancia del cuadrante. Y el celo es máximo. Por ejemplo, patrulleros paran cualquier coche que se detenga junto a esta zona verde. «Es por precaución, por si se trata de algún cómplice del sospechoso que fuera a buscarle», confirman medios policiales.

Ese es el gran miedo entre los participantes en el dispositivo, que este vecino de Vitoria hubiera pedido auxilio a alguien de su entorno a través de una llamada de teléfono móvil. No se descarta que hubiera salido ya de la zona. Por si acaso, mientras se ha abierto la investigación a otros puntos de Vitoria y de la provincia, un helicóptero de la Ertzaintza también participa en las batidas.

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos