Daniel Ruiz Guinea, un vitoriano de 16 años, representará a España en el 'Mundial de Office'

Daniel Ruiz Guinea, a la derecha de la imagen, recibe el título de campeoón de España./E. C.
Daniel Ruiz Guinea, a la derecha de la imagen, recibe el título de campeoón de España. / E. C.

Ganó la prueba nacional después de concluir con 975 puntos sobre 1.000 y con el mejor tiempo, respondiendo correctamente 34 de las 35 preguntas en 20 minutos

Jon Ander Goitia
JON ANDER GOITIA

'Archivo, guardar como, aceptar'. Es algo tan cotidiano, que ya hasta nos parece sencillo. Pero el reto para Daniel Ruiz Guinea en el Campeonato de España de Microsoft Office Specialist era mayor. Este vitoriano de tan solo 16 años debía resolver correctamente 35 desafíos que ponían a prueba sus conocimientos de ofimática. ¿Sabría guardar una diapositiva en la que se incrusten las fuentes del archivo? Esto ya empieza a parecer más complicado. Pues esa fue una de las preguntas que completaban el formulario y a la que Ruiz Guinea supo responder correctamente.

Repitió este resultado hasta en 33 ocasiones más. Y tan solo necesitó 20 minutos, media hora menos de lo que marcaba el campeonato. Concluyó con 975 puntos sobre 1000 y la mejor marca de tiempo, lo que le aseguraba el primer puesto en la clasificación. Ahora se disputará el título internacional de Microsoft Office Specialist con 130 adversarios –los mejores de cada país– en el mundial que tendrá lugar en Nueva York a finales de este mes.

«Llevo desde pequeño dando clases de Office. De mayor sueño con ser ingeniero informático»

«Llevo desde pequeño dando clases de Office. De mayor sueño con ser ingeniero informático» Daniel Ruiz Guinea

«Llevo desde pequeño dando clases de Office», reconoce este estudiante del colegio San Viator, que de mayor sueña con ser «ingeniero informático». Aunque, ahora esos 'entrenamientos' se acrecentarán. «Serán jornadas de una hora diaria y mi padre me ha dado un libro de 150 páginas con teoría de Word», confiesa a este periódico. Porque este será uno de los dos campos en los que se reñirá. El otro, Power Point. «Son los dos que más me gustan, porque en Excel sé que pueden ir a pillar», ríe el joven vitoriano que peleará por el primer premio: 7.500 euros. «No será fácil. He leído que hay una chica en El Salvador que consiguió responder todas bien –los 1.000 puntos– en solo 10 minutos».

Fueron sus compañeros y profesores del colegio los que le animaron a apuntarse a este certamen. El primer paso ya lo tenía dado, obtener el diploma que le acreditaba como apto en el uso de Microsoft Office. «En clase la mayoría de nosotros tenemos este título». Aunque en su caso destacar no es ninguna sorpresa. «Mi padre es informático, creo que viene de familia», concluye riendo.