Accidente en Vitoria. «Si no choca con la columna, se carga a todos los animales»

El coche se ha empotrado contra una tienda de mascotas./Bomberos VIitoria-Gasteiz
El coche se ha empotrado contra una tienda de mascotas. / Bomberos VIitoria-Gasteiz

Una conductora novel estampa su coche contra una tienda de mascotas de Zabalgana y se da a la fuga. Dio positivo en alcohol

David González
DAVID GONZÁLEZ

Cariacontecidos, los trabajadores de la tienda de mascotas en el linde de la rotonda de la Antonia con Zabalgana se afanaban en adecentar el local, por el que parecía que había pasado un tornado. Un boquete enorme donde antes había una cristalera. Estanterías derribadas. Bolsas de comida para animales rotas, con el alimento esparcido por el suelo. Un desastre. Horas antes, pasadas las seis de la mañana, un turismo reventó la luna y recorrió varios metros de la estancia, donde guardan una colonia de «unos cincuenta animales» entre conejos, cobayas y peces, principalmente.

«Menos mal que ha chocado contra una columna, eso le ha parado y ha salvado a los animales. Si no se hubiera estampado contra la zona de jaulas y acuarios», subrayó uno de los dependientes, aún con el susto en el cuerpo. Ayer no pudieron abrir. Confían en hacerlo hoy.

Como adelantó ayer la edición digital de EL CORREO, pasaba un minuto de las seis de la mañana cuando se produjo un accidente lateral entre dos coches en la cercana rotonda de la Antonia. La conductora de uno de los turismos implicados, una chica de 25 años, perdió el control, se salió de la calzada, atravesó la acera y la cristalera. Sólo una columna, pilar del edificio, frenó su avance descontrolado. En esos momentos no había ningún humano en el interior.

Con el automóvil inutilizado, la mujer optó por huir a la carrera. Le persiguió el conductor del otro coche implicado quien, a pesar de sufrir varias heridas, logró darle alcance. Al parecer alertó al 092 y la retuvo hasta la aparición del primer coche patrulla de la Policía Local. El perseguidor, un hombre de 29 años, tuvo que ser trasladado en ambulancia al hospital Santiago, donde le curaron de sus lesiones.

Los uniformados enseguida sospecharon de la actitud de la joven, una conductora novel. Así que le sometieron a la prueba del etilómetro. Arrojó unas tasas, según informó el departamento de Seguridad Ciudadana de «0,61 y de 0,64 miligramos de alcohol por litro de aire espirado». Cuadruplicó el tope legal para aquellos con menos de un año con la licencia.

Robo del dinero de la caja

De esta manera, la Policía Local derivó el expediente al Juzgado de guardia, Instrucción número 3, que citará a la joven para un juicio rápido. Se expondrá a la pérdida de varios puntos, a una importante sanción económica y a una pena de cárcel simbólica.

Mientras, en la tienda respiraban aliviados porque «ninguna de las mascotas ha sido herida». Su alivio, no obstante, era parcial. Tras ser alertados desde Aguirrelanda y arribar a su tienda, descubrieron que faltaba el dinero de la caja registradora. En el espacio desde que la chica huyó y que una patrulla custodió el local, algún avispado se coló y la vació.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos