Condenan a un hombre a diez años de cárcel por abusar de un menor en Vitoria

El juicio se celebró en noviembre en el Palacio de Justicia de la Avenida de Gasteiz./E. C.
El juicio se celebró en noviembre en el Palacio de Justicia de la Avenida de Gasteiz. / E. C.

La víctima, que contaba con 13 años en el momento de los hechos, relató a la sala que el adulto le hizo «cosas malas»

EL CORREOVITORIA

La Audiencia Provincial de Álava ha condenado a 10 años y 3 meses de cárcel a un hombre acusado de abusar sexualmente de un menor, de 13 años en el momento de los hechos, que solía frecuentar el bar que regentaba en Vitoria. Además de la pena cárcel también le prohíbe tener un oficio remunerado o no que conlleve contacto regular y directo con menores durante 19 años y, por último, le impone una orden de comunicación y alejamiento de su víctima a lo largo de 9 años.

Una vez que el fallo se haga firme y este hombre cumpla su pena, la Audiencia le impone asimismo otros seis años de libertad vigilada. También deberá indemnizar con 3.000 euros al menor.

El tribunal le ha absuelto del delito de exhibición de pornografía infantil, del que también era acusado por la Fiscalía, que en el juicio oral -celebrado a finales de noviembre- reclamó un global de 14 años y 9 meses de cárcel para el procesado. Su defensa, en cambio, solicitó la absolución.

La Fiscalía mantuvo durante el juicio que la víctima era uno de los menores que solían frecuentar el bar regentado por el acusado, que captó su atención ofreciéndole «chocolatinas» y que los abusos se cometieron a lo largo de 2017, cuando el chaval tenía 13 años cuando ocurrieron los hechos.

En su declaración en la vista, el acusado negó los hechos. Sí dijo que se limitó a darle chocolatinas y dinero porque le pareció un «chaval majo» que tenía problemas y porque le dio «lástima». Solo reconoció que era consumidor de pornografía gay y que entre las «miles» de páginas que visitaba se le pudo «entremezclar» alguna de menores.

Con otro chico

El tribunal también pudo visionar la testifical que hizo el menor en sede judicial durante la instrucción, en la que afirmó que el procesado le «hizo cosas malas». Contó dos presuntas agresiones de las que fue objeto.

Por la sala de vistas pasaron también otros jóvenes de entre 16 y 17 años que solían acudir al establecimiento y que reconocieron que a ellos el hoy condenado les daba dinero y consumiciones gratis. Uno de ellos afirmó que en una ocasión el acusado intentó un «contacto físico» con él pero que le dijo que no y le respetó.

La Audiencia Provincial de Álava ha considerado, al igual que mantuvo la Fiscalía, que ha existido prueba suficiente para condenar al acusado por estos hechos. La sentencia puede recurrirse ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco.