Compran por 10 millones de euros la sede del BBVA en Dato

Edificio del BBVA en la esquina de las calles Dato y General Álava. /E. C.
Edificio del BBVA en la esquina de las calles Dato y General Álava. / E. C.

Una sociedad de inversión inmobiliaria adquiere el inmueble, que mantendrá como inquilino al banco con un contrato «a largo plazo»

María Rego
MARÍA REGO

Algo se mueve en Dato y no sólo por el proyecto comercial que la empresa Urteim, con Juan María Uriarte al frente, cocina en la manzana que se levanta entre esta calle, San Prudencio y General Álava. En la céntrica arteria se acaba de cerrar una millonaria operación con el BBVA como protagonista. La sociedad de inversión inmobiliaria Silicius, perteneciente al Grupo Mazabi, ha adquirido por «más de 10 millones de euros» el local que el banco posee en el número 12 de Dato, donde la entidad financiera continuará su actividad gracias a un contrato de alquiler «a largo plazo».

La compra forma parte de la estrategia de Mazabi para engordar su cartera antes de salir a Bolsa que ha llevado a la firma, gestora del patrimonio de una treintena de familias dedicadas a los negocios, a adquirir locales de renombre en Madrid –como el Hotel Madrid o el Teatro Albéniz– pero también en capitales de menor tamaño, desde Vigo a Zamora, donde se hizo a principios de año con un par de lonjas que ha arrendado a Mercadona y Zara, respectivamente. En el caso de la capital alavesa se ha fijado en una «ubicación 'prime' consolidada» que antaño aglutinó a las principales entidades financieras y que experimentó un notable repliegue a raíz de la crisis económica y el veto municipal durante una década a abrir nuevas oficinas bancarias en el entorno. El BBVA se mantuvo en la zona con este espacio en la confluencia de Dato con General Álava que dispone de unos 2.500 metros cuadrados alquilables.

Una suerte diferente corrieron otros bancos como el Santander, que a pocos metros cerró la oficina ubicada en la plaza del Arca para concentrar la actividad en el número 1 de Dato, o Kutxabank, que se quedó con el inmueble del número 11 de esa calle vacío tras la marcha de las oficinas de Hacienda a la nueva sede municipal en San Martín. Allí se prevé la construcción de una veintena de viviendas y una área comercial en la parte baja, un proyecto aún sin cifras que inevitablemente mirará de reojo al millonario precio puesto a la oficina del BBVA, justo en diagonal, por el Grupo Mazabi.

Iráculis en Bilbao

En otra operación comercial, esta vez en Bilbao, se ha embarcado el vitoriano Andrés Iráculis con el grupo conformado por Abba Hoteles y la inmobiliaria Mvre. El empresario convertirá en oficinas la lonja que hasta hace unos meses ocupó la marca deportiva Asics en la calle Gregorio de la Revilla, en el corazón de la capital vizcaína, a pocos metros de la Gran Vía.

Destaca la «ubicación 'prime' consolidada» del local, de unos 2.500 metros cuadrados Grupo Mazabi