Comerón apuesta por la continuidad en sus listas con la única salida de Manu Uriarte

Manu Uriarte defiende una moción desde su escaño en el pleno municipal./Jesús Andrade
Manu Uriarte defiende una moción desde su escaño en el pleno municipal. / Jesús Andrade

Quien fuera concejal de Hacienda con Maroto dejará el Ayuntamiento de Vitoria tras 11 años porque «todas las etapas llegan a su fin»

Ander Carazo
ANDER CARAZO

El PP apuesta por la continuidad en sus listas al Ayuntamiento de Vitoria. Salvo Manu Uriarte, que fue concejal de Hacienda bajo el gobierno de Javier Maroto, los otros siete concejales repetirán en la candidatura que encabezará Leticia Comerón. El economista ha decidido dar un paso atrás tras once años como edil y volverá a su puesto de trabajo en una entidad financiera. «Todas las etapas llegan a su fin», sostiene.

A falta de determinar qué puesto ocupa cada uno de ellos en la plancha, Comerón mantendrá al equipo que acompañó a Maroto en su camino hacia la reelección en 2015 -que no alcanzó por el pacto del resto de partidos para desalojarle- en los 'puestos de salida', es decir, aquellos con más posibilidades de lograr un escaño en el pleno.

Uriarte, que antes de ser concejal fue director de Álava Agencia de Desarrollo, reconoce que la idea de dar un paso atrás rondaba su cabeza desde hace tiempo. «La política se debe entender como algo temporal. No se puede estar de forma permanente. Hay que abrir la puerta para que entre gente nueva, con ideas nuevas», sostiene el concejal.

Esto no significa su adiós a la política, ya que mantendrá su puesto en la ejecutiva territorial del PP que en la actualidad dirige Iñaki Oyarzábal. «Seguiré ayudando a Leticia Comerón y ella sabe que me puede consultar cualquier cuestión. Tiene toda mi confianza. Yo me reincorporo ahora a mi puesto de trabajo, pero seguiré echándole una mano en lo que me pida», remata Manu Uriarte.

El todavía edil asegura que siempre ha sido un amante de la economía administrativa, pero que cuando accedió al Ayuntamiento descubrió que la teoría y la práctica son muy distintas. «Me tocó acceder al Departamento de Hacienda en uno de los peores momentos, con un déficit de 47 millones de euros. Le digo muchas veces a Itziar Gonzalo (actual titular de la cartera) que no sabe lo afortunada que es por haber accedido al Ayuntamiento en una situación muchísimo mejor», comenta.

«Tanto desde el gobierno como desde la oposición ha aportado mucho a nuestra ciudad destacando sobre todo su gestión desde el rigor económico en la Administración. Sólo puedo apoyarle en su decisión y le deseo lo mejor de cara a su nuevo futuro profesional«, destaca Comerón.