Los comerciantes de la calle Gorbea abandonan Aenkomer tras «las humillaciones» de su presidente

Acción de recogida de fondos para la Cruz Roja de los comerciantes de la calle Gorbea./Igor Aizpuru
Acción de recogida de fondos para la Cruz Roja de los comerciantes de la calle Gorbea. / Igor Aizpuru

Critican que Jon Aspuru les puso como ejemplo «de lo que no tiene que existir» durante unas jornadas de innovación celebradas en el Artium

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

La asociación de comerciantes de la calle Gorbea ha decidido abandonar Aenkomer, la Agrupación de empresarios y empresarias de comercio y servicios de Álava, tras las recientes declaraciones de su presidente y «las últimas humillaciones sufridas». Según denuncia la asociación, en su último discurso en unas jornadas de innovación celebradas en Artium, Jon Aspuru ofreció un discurso «tan simplista como interesando, asegurando que uno de los problemas del comercio de nuestro territorio es la existencia de un excesivo número de asociaciones de comerciantes atomizadas por toda la ciudad».

Sus palabras no sentaron bien en la calle Gorbea. «Vimos perplejos cómo se hacía una alusión expresa a organizaciones que como la nuestra defienden, dinamizan y enriquecen el comercio local de nuestros barrios», continúan en su comunicado. En ese sentido, critican que dentro de la hoja de ruta de Aenkomer «no se encuentra la defensa de los intereses de asociaciones como la nuestra». «No entendemos cómo una agrupación a la que pertenecemos resta valor a la labor de una de las asociaciones más antiguas de nuestra ciudad, dirigida por comerciantes con propuestas en defensa del comercio local que ha conseguido que la calle Gorbea sea el reducto comercial más activo, abundante y diverso de Álava», concluyen.

«Que el presidente de Aenkomer, en calidad de anfitrión, nos ponga como un ejemplo de lo que no tiene que existir, unido a la nula defensa de nuestros intereses en cuestiones tan prioritarias y fundamentales para el comerciante como son la no apertura de los comercios en domingo o los problemas derivados de la política de movilidad, no nos dejan otra opción más que la de retirar por el momento nuestro apoyo e integración en la Federación que él representa», incide en la nota la asociación de la calle Gorbea, creada hace más de una década.

«El único objetivo» de la asociación de comerciantes de la calle Gorbea «es ir a las instituciones para lograr dinero» Jon Aspuru, presidente de aenkomer

Según ha podido saber este periódico, la decisión no había sido trasladada a Aenkomer, que esta mañana no sabía nada de la baja. Tras conocer el comunicado, eso sí, Jon Aspuru se ha reafirmado en sus declaraciones sobre la existencia de un excesivo número de asociaciones de comerciantes divididas por toda la ciudad. «Los tiempos cambian, el comercio cambia y el asociacionismo se tiene que adaptar a los nuevos tiempos. Venimos de un asociacionismo atomizado y tenemos que pasar a otro más fuerte», ha asegurado en declaraciones a EL CORREO.

El presidente de Aenkomer se ha defendido de las críticas recibidas por la asociación de la calle Gorbea señalando que «lo que no se puede es crear estructuras paralelas como ha hecho esta asociación, que con solo 34 asociados ha creado Gasteizko-Dendak en paralelo a Gasteiz On y Arabako-Dendak en paralelo a Aenkomer». Aspuru ha ido más allá denunciando que «el único objetivo» de la asociación de comerciantes de la calle Gorbea «es ir a las instituciones para lograr dinero». Además, ha hecho un llamamiento a las instituciones para que reconozcan solo a la representación del comercio «verdadera».