Cóctel final con el toque Larrodera

Luis Larrodera prepara desde el lunes la gala de clausura en el pabellón de Mendizorroza./Jesús Andrade
Luis Larrodera prepara desde el lunes la gala de clausura en el pabellón de Mendizorroza. / Jesús Andrade

El conductor de la gala de clausura del FesTVal volverá a mezclar música y humor en una fiesta donde quiere que «la gente sienta que han pasado muchas cosas»

María Rego
MARÍA REGO

No hay FesTVal sin Luis Larrodera y, aunque no será hasta esta noche cuando tome el micrófono, el conductor de la gala de clausura lleva ya varios días por la capital alavesa. «Por mi forma de ser me gusta estar encima de todo lo que pueda», confiesa. Aterrizó aquí el pasado domingo por la noche pero su trabajo para poner el broche final al certamen catódico comenzó mucho antes. «Para los homenajes, que es la parte donde más me alargo, intento ver, leer y escuchar todas las entrevistas que puedo», cuenta en el pabellón de Mendizorroza, un escenario que «no es moco de pavo» y que ofrecerá el último plato de la décima edición del festival a partir de las 20.30 horas.

Quienes ocupen sus asientos se encontrarán el combinado clásico de esta fiesta –este año se remata con un concierto posterior– a base de música, humor y, en esta ocasión, una quincena de premiados, desde Emilio Aragón a la exitosa serie 'Fariña'. De ellos depende en buena medida la extensión de la gala, ideada para unas dos horas, aunque «es gente del medio y todos entienden que el ritmo depende de las duraciones, ese reloj lo llevan interno». El encargado de agitar la coctelera confirma que no faltará el toque vitoriano y, a pesar de que no desvela la temática del evento que ha preparado, lanza una pista más: «Me encantan los musicales». En la última edición se basó en 'La La Land' y en la primera hizo un guiño a 'El fantasma de la ópera'.

«Vitoriano de adopción»

Más de 2.000 personas podrán descubrir esta noche lo que ha ideado el presentador, monologuista y actor zaragozano que admite recordar el cierre del FesTVal de 2017 con «una sensación muy bonita». «El año pasado cuando, desde el escenario, dije que se acababa vi cómo los invitados ponían cara de 'no puede ser'», cuenta. Y así lo reflejaron las redes sociales, donde acumula halagos verano tras verano. Su objetivo cada vez que se levanta el telón, metafórico en esta ocasión, pasa por que «los premiados sean los protagonistas y la gente disfrute, se divierta, sienta que han pasado muchas cosas...».

No obstante, explica este «vitoriano de adopción», cada gala resulta diferente y en ocasiones también termina «pensando dónde me he equivocado o qué me he olvidado de decir, pero con el tiempo he aprendido a disfrutar». Así lo hizo, por ejemplo, cuando interpretó el 'Gabilondo style' –inspirado en el machacante hit coreano 'Gangnam style'– delante del periodista que «me miraba con cara de 'éste está zumbado'», hizo a Ramón García y Anne Igartiburu tomar las uvas o subió a Luis del Olmo al escenario y se arrancó a cantar sin que el número estuviera en el guión. Son algunos de los momentazos que guarda en su particular baúl de los recuerdos donde hoy hará hueco para un puñado más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos