Los clubes alaveses confirman el plante y piden «más garantías» al Ayuntamiento

El presidente Pedro Mari Soláun, junto a representantes de los clubes en la asamblea celebrada ayer. /Blanca Castillo
El presidente Pedro Mari Soláun, junto a representantes de los clubes en la asamblea celebrada ayer. / Blanca Castillo

Aprueban por «mayoría absoluta» no iniciar la competición en el mes de septiembre salvo que antes existan mejoras en los campos

JON AROCA

No hubo fumata blanca. Los clubes alaveses de fútbol se mantuvieron ayer firmes en su decisión y aprobaron «por mayoría absoluta» la decisión de no iniciar la competición en septiembre. El plante será indefinido y su postura no cambiará hasta que vean «más garantías» por parte del Consistorio.

En la reunión, de poco más de una hora, los clubes volvieron a poner de manifiesto su profundo descontento por la situación de los campos municipales. De nada han servido los intentos de ofrecer soluciones, que desde la Federación se consideran insuficientes. «No podemos seguir así, el Ayuntamiento no nos ofrece nada seguro», explicó a este periódico el presidente de la Federación, Pedro Mari Soláun, que participó en la reunión.

Lo que demandan no son tanto medidas puntuales sino un compromiso «firme» que sirva para actuar a corto plazo, pero también de forma estable. Así, consideran imprescindible la reforma de algunos campos. Aranbizkarra, Lakua Arriaga y Ariznabarra ocupan los primeros puestos de la lista, pero las demandas afectan a la mayoría.

Las medidas de protesta no se reducirán al plante, que paralizará la actividad futbolística alavesa a partir de septiembre, sino que también realizarán acciones para conseguir respaldo y poder solucionar la situación. Una comisión se encargará de encontrar estas formas de protesta y se barajan opciones como una concentración de los jugadores de los clubes que logre visibilizar el problema.

Esta decisión de parar no es irrevocable. Desde la Federación y los clubes recalcan que si el Ayuntamiento ofrece un «compromiso firmado» que colme sus necesidades valorarán la posibilidad de suspender el paro.

«Cautela y diálogo»

Tras conocer la decisión de los clubes, fuentes municipales aseguraron ayer a este periódico que seguirán actuando «con cautela y diálogo» para tratar de solucionar los problemas. En ese sentido, explicaron que durante la reunión entre ambas partes del pasado miércoles se dieron «pasos importantes» que ahora comenzarán a transformarse en hechos.

Entre ellos, la licitación de los vestuarios de Aranbizkarra, que podría tener luz verde en la próxima junta de Gobierno. Otra de las cuestiones será el cambio del césped sintético en Lakua-Arriaga y Ariznabarra. Los clubes reclaman que llegue antes de mediados de septiembre, pero el Ayuntamiento asegura que se trata de plazos imposibles de cumplir por los requisitos legales. En cualquier caso, subrayan que se realizarán estas tareas «dentro del último trimestre» de este año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos