Tres ciclistas heridos cada semana en Vitoria

Ciclistas, peatones y terrazas conviven sobre un escaso tramo de acera en la transitada y peligrosa Avenida de Gasteiz./Ainhoa Górriz
Ciclistas, peatones y terrazas conviven sobre un escaso tramo de acera en la transitada y peligrosa Avenida de Gasteiz. / Ainhoa Górriz

97 personas que iban en bici han sufrido desde enero un accidente con lesiones en la capital alavesa. Todas resultaron leves y en la mayoría hubo un vehículo a motor implicado

María Rego
MARÍA REGO

Hombre, recién superada la treintena (31,6 de edad media) y con un parte de lesiones leves, más el correspondiente susto, como resultado. Son los rasgos que dibujan el retrato robot del ciclista vitoriano que en los últimos seis meses ha salido herido de algún accidente en el casco urbano de Vitoria aunque, entre esas 97 personas, aparecen todo tipo de perfiles. Desde niños de siete años a casi octogenarios. Unos iban a trabajar, otros de camino al instituto, hay quien había quedado con sus amigos, algunos volvían de las piscinas... Y en la mayoría de los sucesos hubo un vehículo a motor implicado. «¿Que con quién tenemos más conflictos, con el coche o con el peatón? Con los incívicos», resume contundente Diana Paniagua desde el colectivo Bizikleteroak.

Sin embargo, en los atestados con ciclistas que maneja la Policía Local, y que recogen un ciclista accidentado cada tres semanas en las calles vitorianas, se repite con frecuencia el binomio bici-automóvil. De hecho, la bicicleta fue embestida por un vehículo en el 34% de los siniestros donde la persona que pedaleaba tuvo que recibir asistencia sanitaria, y acabó en el suelo en otra treintena de ocasiones por choques laterales, frontales o por alcance. En todos los casos, eso sí, las heridas sufridas resultaron leves. Las graves, recoge el actual plan municipal de seguridad vial y movilidad sostenible, suelen deberse en casi ocho de cada diez casos a la ausencia del casco. La siniestralidad cero, reconocen los expertos, es una utopía pero en Bizikleteroak creen que «ha llegado la hora de proteger a los más vulnerables, ciclistas y peatones, frente al tráfico» para rebajar ese centenar de víctimas. En la negra estadística de 2019 también se encuentran dos viandantes arrollados por bicis.

Por la mañana

Ningún barrio se libra de entrar en esta lista con cerca de 90 puntos donde se ha accidentado algún ciclista desde el pasado 1 de enero aunque hay calles, como Pintor Teodoro Dublang, Beato Tomás de Zumarraga o Zaramaga, que han sido escenario de más de un siniestro con las dos ruedas. A menudo durante la tarde. El 52% de estos sucesos se produjeron en ese momento del día y el 38% a lo largo de la mañana, con una mayor accidentalidad entre las 7.00 y las 9.30 horas, el tramo en el que los vitorianos se desplazan al trabajo y los centros educativos. Por la noche, por ejemplo, sólo se han contabilizado este año ocho. Y eso que el uso de las luces se presenta, a ojos de Bizikleteroak, como una de las asignaturas pendientes. «Son imprescindibles para que te vean. Sin ellas no te das cuenta de que viene un ciclista hasta que lo tienes a tres metros», comenta Paniagua.

Noticia relacionada

En el plan municipal de seguridad vial y movilidad sostenible 2018-2023 se ponía asimismo el acento en otras situaciones en las que la bici se equivoca, como saltarse «las vías preestablecidas» o invadir espacios destinados «a otros usos», sobre todo, peatonales. En el lustro anterior, recordaba el documento, la capital alavesa fue testigo de un importante número de accidentes que dejaron 1.233 ciclistas con heridas leves, 38 graves y un fallecido.

Las cifras

2.372
accidentes (con y sin heridos) se han registrado en el casco urbano de Vitoria desde el 1 de enero.
26%
de los siniestros con heridos ocurridos en este periodo tuvieron a algún ciclista entre sus víctimas. Todas leves, eso sí.