Cerrado el parque María de Maeztu por riesgo de caída de ramas por el viento

El cierre de todos los parques no fue necesario./Rafa Gutiérrez
El cierre de todos los parques no fue necesario. / Rafa Gutiérrez

Las fuertes rachas de viento dañaron algunos árboles en los jardines de la calle Álava; en el resto de Vitoria las incidencias fueron leves

M. J. P.

El viento ha soplado con gran intensidad durante la pasada noche en Vitoria aunque en esta ocasión las incidencias registradas han sido leves. Varias pequeñas ramas caídas, que no han provocado ningún problema -salvo en San Martín donde ha resultado dañado un vehículo estacionado- y alguna que otra valla y contenedor desplazados de su lugar son las únicas incidencias registradas inicialmente por el Ayuntamiento de Vitoria.

La parte más afectada en la capital alavesa ha sido el parque María de Maeztu, que ha sido cerrado para evitar que pudiera producirse algún accidente. El viento, que en la madrugada de este viernes ha dejado rachas máximas de 72,7 kilómetros por hora, ha dañado algunos árboles, por lo que ante la posible caída de ramas el paso ha sido cortado.

Además, ayer jueves, los bomberos intervinieron por la caída de una rama en la calle Urartea y por el peligro de desprendimiento de otra en la calle Juntas Generales.

El monte Zaldiaran y Beluntza (Urkabustaiz) son los dos puntos en los que el viento ha soplado con más fuerza. En ambos, los anemómetros han marcado velocidades de 83,6 kilómetros por hora. Los 80 km/h. se han superado también en Moreda (83,3) y Kapildui (81,5), según los datos de las estaciones de la Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet.