El camping de Angosto estrena su ampliación

San Emeterio, en la ampliación del camping de Angosto, que cuenta con cancha de baloncesto. /EL CORREO
San Emeterio, en la ampliación del camping de Angosto, que cuenta con cancha de baloncesto. / EL CORREO

Duplica la superficie actual y ofrece canchas de baloncesto y fútbol, a las que se sumará otra piscina y huertos ecológicos en un futuro

Marta Peciña
MARTA PECIÑA

El camping de Angosto empezó siendo un sueño de cuatro jóvenes que veraneaban en Valdegovía y se convirtió en realidad hace dos décadas. «Queríamos que darnos a vivir aquí», explicó ayer Eduardo San Emeterio, promotor del proyecto, que esta semana ha inaugurado una ampliación que atenderá a 128 personas más. Disfrutarán de la cancha de baloncesto, del campo de fútbol, de las 32 nuevas parcelas y del edificio de aseos recién construidos. «Nuestro público son familias con niños y a menudo teníamos el camping lleno. No podíamos acogerles, así que compramos una finca al lado, y empezamos la ampliación».

Con un gran esfuerzo personal, San Emeterio y sus socios han conseguido ampliar la capacidad actual de 350 personas repartidas en 69 parcelas en las que tienen cabida desde caravanas a tiendas de campaña, además de 26 bungalows. Pero la filosofía sigue siendo la misma. «Ofrecemos espacio», asegura el responsable. De hecho, el terreno en el que se ha iniciado la ampliación ocupa casi la misma superficie que el actual, «pero eso no significa que vayamos a duplicar la capacidad, sino que la gente va a tener más sitio».

Ésta es en realidad la primera fase de las que vendrán en el futuro, porque la parcela en la que se ha realizado la ampliación, de 5,4 hectáreas, tiene capacidad para triplicar la superficie actual, de 1,8.

Huertos ecológicos

«En un futuro próximo, que nos gustaría situar en un horizonte de 3 a 5 años, tenemos previsto continuar con la ampliación», explicó San Emeterio. El proyecto contempla la construcción de una nueva piscina de verano que se sumará a la que ya existe y que se puede usar durante ocho meses al año, gracias a que está climatizada. «También queremos destinar una zona a huertos ecológicos y quizás hacer una pista de pádel», añadió. En los planos hay espacio para un nuevo centro social que se sumará al que ya funciona junto a la recepción «para ofrecer actividades lúdicas incluso cuando llueve».