Noche abrasadora en Álava con máxima histórica de 30 grados

Noche abrasadora en Álava con máxima histórica de 30 grados

Las fuertes rachas de viento sur esta madrugada ha mantenido los mercurios con los valores más elevados desde el año 2000

GABRIEL CUESTA y SOLANGE VÁZQUEZ

A algún que otro alavés la habrá apetecido esta madrugada cogerse la hamaca y el bañador para darse el chapuzón en las piscinas o el embalse de Ullibarri. Si ninguno se ha atrevido es porque disfrutaban de La Blanca en Vitoria o intentaban conciliar el sueño para ir a trabajar al día siguiente. ¿La razón? Una histórica y abrasadora madrugada en Álava, donde el mercurio rondó los 21 grados de media en todos los puntos del territorio en una de las noches más calurosas de la historia.

Amurrio fue el lugar donde el calor se presentó más asfixiante. En la estación de Saratxo se registró la máxima del territorio, con 30,2 grados celsius a las dos de la madrugada. También marcó la mínima más alta (26, 9), según los datos ofrecidos por Euskalmet. Tampoco bajaron de los 24 grados Moreda (24,1 ºC), Zambrana (24,4 ºC) y Arkaute (23,9 ºC). El resto de las treinta estaciones meteorológicas repartidas por el territorio no mostraron valores inferiores a 18 en una 'noche tropical' que ha registrado las mínimas nocturnas más altas desde el año 2000, según datos de Euskalmet.

En Vitoria el calor también fue muy intenso. A medianoche, en plenas fiestas de La Blanca, el mercurio marcaba casi 30 grados. Una temperatura que casi no descendió a lo largo de la madrugada porque la mínima fue de 23,5 en el medidor de la capital alavesa y de 22,8 ºC en la de Abetxuko, valores que se registraron a las 6.00 horas.

En total, un total de 24 estaciones meteorológicas marcaron temperaturas mayores a los 20 grados. A las ya mencionadas, se suman las de Alegría, Beluntza, Egino, Espejo, Etura, Gardea, Ilarduia, Iturrieta, Campezo, Navarrete, Ozaeta, Pagoeta, Páganos, Roitegi, Salvatierra, Subijana, Tobillas y Zaldiaran.

Calor para este viernes

«El sopor presente en la madrugada se ha debido a fuertes rachas de viento de componente sur, lo que ha provocado que no refrescase a la noche», explica Onintze Salazar, meteoróloga de Euskalmet. El viento de componente norte empezará a dejarse notar en la zona de Bizkaia a la mañana, pero no llegará a Álava hasta la tarde. «Es entonces cuando comenzarán a bajar las temperaturas, pero paulatinamente y sin llegar a desplomarse», explica la experta de la Agencia Vasca de Meteorología. «Este viernes seguirá habiendo bochorno y se rondará los 30 grados», matiza Salazar.

La previsión para esta jornadas es de cielos poco nubosos y calor. Además, las nubes irán aumentando y podrían dejar alguna precipitación dispersa. A mediodía, los termómetros marcan 30 grados en Vitoria, una temperatura que descenderá hasta los 27 desde las tres hasta las ocho de la tarde. De cara al fin de semana en Euskadi, las temperaturas seguirán altas y los cielos permanecerán nubosos, con lluvias débiles en la zona cantábrica. En Álava llegarán menos nubes, en su mayor parte de tipo medio y alto, que no dejarán lluvia.

Los niveles de calor fueron incluso aún mayores que en la noche tropical del pasado martes 23 de julio. En aquella ocasión las cifras también se consideraron históricas en una jornada donde los termómetros no bajaron en ningún momento de la madrugada del martes de los 20 grados. Esa vez la madrugada más calurosa se vivió en Asparrena. En Ilarduia el mercurio todavía alcanzaba los 29,3 grados, 0,7 décimas menos que esta madrugada en Saratxo.