Las calles El Salvador, Perú y Costa Rica ganarán espacio peatonal en primavera

Vista de la calle El Salvador; en Vitoria./E. C.
Vista de la calle El Salvador; en Vitoria. / E. C.

El Ayuntamiento adjudica la reforma de las tres arterias de El Pilar, que durará cuatro meses y supondrá una inversión de 1,1 millones de euros

Iosu Cueto
IOSU CUETO

Las calles El Salvador, Perú y Costa Rica, ubicadas en el barrio vitoriano de El Pilar, dejarán atrás en breve su anticuado aspecto para estrenar aceras más anchas y sumarse al club de las arterias con velocidad limitada a 30 kilómetros por hora. En la línea de la estrategia marcada por el Plan de Movilidad, la triple intervención servirá para ganar espacio peatonal a costa de arrebatárselo al coche sin cortar el tráfico ni prohibir el aparcamiento. El Gabinete Urtaran ha adjudicado las reformas, cuya licitación se dividió en dos lotes -la primera arteria por un lado y las otras dos por otro- a la empresa Balgorza. El Ayuntamiento invertirá un total de 1,1 millones y las obras durarán cuatro meses. La reordenación de espacios ha sido elaborada por el Servicio de Espacio Público y Medio Natural.

El nuevo diseño de El Salvador supondrá un cambio radical, dado que, a pesar de su anchura, la calle cuenta ahora con aceras estrechas de terrazo y un amplio espacio central reservado a dos carriles de circulación -uno por cada sentido- y aparcamiento en batería a ambos lados. A partir de primavera, la arteria no sólo ampliará sus aceras sino que se quedará con un único carril de circulación 'calmada'.

En concreto, la acera más cercana a las viviendas ganará casi dos metros. A su lado, los aparcamientos en batería pasarán a ser en línea y en el centro de la calle quedará un único carril de tráfico que discurrirá en sentido Cofradía de Arriaga. Junto a él se pintará un bidegorri que irá en sentido contrario a los coches, ya que desembocará en Venezuela. Y ya en el lado del instituto, los estacionamientos en batería se mantendrán y la acera ganará algo más de un metro de anchura.

También se colocarán farolas, nueve bancos -cuatro junto a las casas y cinco junto al centro educativo- y se plantarán 17 árboles, todos en esta última acera para evitar molestias a los vecinos. La intervención costará 539.512 euros, lo que supone que la empresa ganadora ha planteado una baja del 24,54%.

Un carril

En las otras dos calles la reorganización de espacios será muy similar. En el caso de Perú -ahora también con dos carriles y aparcamientos en batería a ambos lados-, la acera que da al colegio Divino Maestro se ensanchará en más de un metro e incorporará cuatro bancos y 14 árboles. Las plazas de aparcamiento en batería se mantendrán y a su lado se pintará un bidegorri sobre la calzada. Después irá el único carril de circulación a 30 km/h que, no obstante, conservará el doble sentido. ¿Cómo? En el primer tramo -el del colegio- los coches irán en dirección Costa Rica-Domingo Beltrán y en el segundo al revés, de Costa Rica a Portal de Arriaga. Ya en el extremo Sur de la calle, las plazas de aparcamiento pasarán a ser en línea y en la acera restante, más ancha, se pondrán cinco bancos.

E. C.

En la cercana Costa Rica la intervención será más sencilla, porque se ampliará un metro la acera del colegio y se plantarán en ella seis árboles. También se eliminará un carril de tráfico para pintar un bidegorri. Esta doble reforma, que al igual que la de El Salvador será ejecutada por la empresa de construcción Balgorza, costará 581.033 euros. El alcalde Urtaran se felicitó por las actuaciones. «Se cumple una demanda histórica de los vecinos de El Pilar», dijo.

 

Fotos

Vídeos