El Bibat se transforma este fin de semana en el museo de la ciencia

Una edición anterior de la Zientzia Astea de la UPV/EHU./
Una edición anterior de la Zientzia Astea de la UPV/EHU.

La Zientzia Astea de la UPV/EHU ofrece talleres, charlas, documentales y visitas relacionados con la arqueología, la genética o la climatología

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

Convertirse en arqueólogo, científico o farmacéutico por un día, descubrir los mecanismos del cerebro a la hora de aprender un idioma, realizar una cata de sal de Añana o viajar siglos atrás para conocer cómo era el aseo en la antigüedad. Todo ello se podrá realizar hasta el domingo en el Museo Bibat con motivo de la decimoctava edición de la Zientzia Astea organizada por la Universidad del País Vasco. Casi medio centenar de actividades gratuitas entre las que hay txokos científicos, talleres, excursiones didácticas, charlas o documentales que acercarán ciencia e innovación al público vitoriano.

«Esta semana se ha convertido en todo un referente de la divulgación científica en el País Vasco con el objetivo de potenciar las ganas de descubrir, que son la base del desarrollo científico», ha subrayado el vicerrector del campus de Álava de la UPV/EHU, Iván Igartua, durante la presentación de la cita –que también se celebra en Bilbao, Barakaldo, San Sebastián y por primera vez, Eibar–. Las actividades están dirigidas principalmente a un público joven aunque también hay propuestas para el público adulto y con un único fin: el de acercarse a la ciencia con los cinco sentidos.

Esta mañana ya se han acercado al museo de la calle Cuchillería alumnos de Marianistas, Zabalgana o Mercedarias para participar en un evento que con sus 'stands' ha ocupado la parte baja del edificio. En total serán 300 escolares de tercero y cuarto de la ESO los que pasen por el Bibat, que durante el fin de semana permanecerá con las puertas abiertas para acoger al resto de la ciudadanía. «Nos han explicado cómo funciona una estación meteorológica moderna y un barómetro, que sirve para medir la presión y es muy importante para detectar las tormentas», compartía la joven Ainara. «También nos han enseñado un aparato para analizar la lluvia con el que se puede saber el tamaño y hasta la velocidad de las gotas», agregaba su compañera Ane.

De los idiomas al motociclismo

A escasos metros, otro grupo de estudiantes escuchaba con atención las explicaciones de los voluntarios sobre los idiomas en el mundo. «Cada dos semanas se pierde una lengua en el mundo y con ello toda la cultura que representa», repetía una vez aprendida la lección uno de los adolescentes. En otro de los txokos, la pantalla mostraba las ondas producidas en el cerebro cuando aprende un idioma y al lado, los participantes en la competición universitaria Motostudent mostraban a los chavales la moto que crearon para la carrera celebrada el mes pasado en Alcañiz. También hay espacios dedicados a las matemáticas, la astronomía o la genética.

Además de las presentaciones en la decena de 'stands', durante el fin de semana se desarrollarán talleres sobre el agua, la limpieza del medio ambiente a través de la tecnología o sobre el gluten. Se realizarán catas de quesos, de sal de Añana y de vino y habrá visitas a la depuradora de Crispijana, a un obrador de panadería, a un trujal y a bodegas. La participación es gratuita pero requiere de una inscripción previa que puede realizarse en la web www.zientzia-astea.eus, donde se puede consultar el programa completo.

El sábado a las 10.00 horas en el auditorio del Bibat se proyectará el documental 'Lurraren bidean' sobre la geología de Euskadi y su pasado como mar tropical. También el sábado, Gorka Belamendia, coordinador de Ataria, impartirá una charla sobre la Red de Participación en Ciencia Ciudadana de Vitoria y habrá otras dos charlas, sobre los falsos mitos del agua y la gestión del riesgo de inundaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos