El Banco de Alimentos recauda más de 150.000 kilos en Álava

El Banco considera el balance obtenido «muy positivo»./Igor Aizpuru
El Banco considera el balance obtenido «muy positivo». / Igor Aizpuru

A falta de conocer lo donado mediante cheques los datos superan las expectativas de la organización

Judith Romero
JUDITH ROMERO

El esfuerzo de los 1.500 voluntarios que este fin de semana colaboraron con el Banco de Alimentos de Álava ha tenido buenos resultados. Su buena disposición ayudó a la organización a recaudar más de 150.000 kg de alimentos básicos, productos de higiene personal y de cuidado infantil, dato que el Banco considera «muy positivo». La denominada Gran Recogida permitirá alimentar a las 1.200 familias que actualmente son beneficiarias de la asociación durante los próximos meses.

«Estamos muy satisfechos con esta campaña, es posible que superemos las expectativas de recaudar 200.000 kg», afirma Daniel Fernández, presidente del Banco en Álava, a falta de conocer con exactitud cuánto dinero se ha obtenido con las donaciones efectuadas en los supermercados Eroski y BM. Este sistema de bonos que permiten donar directamente en la caja se instauró en 2017 y posibilita al Banco adquirir productos perecederos como huevos y patatas en función de sus necesidades a lo largo del año. «Aún tardaremos unos días en conocer la cifra exacta, pero esperamos haber recaudado un 4,5% más que el año pasado», celebra Fernández.

La gran nevada registrada en diciembre de 2017 jugó una mala pasada al Banco, pero en esta ocasión los 150.000 kilos de legumbres, cacao, leche en polvo, arroz y galletas donados por los alaveses ya se encuentran en el polígono de Júndiz para su posterior clasificación. Después, un total de 66 asociaciones se encargarán de repartir estas toneladas de solidaridad entre las familias desfavorecidas valoradas por el Ayuntamiento.

La Gran Recogida de Alimentos ya ha terminado pero las necesidades del Banco no tienen fin, por lo que Fernández anima a donar todo el año a través de su página web. «Aún es posible que quede alguna compra en algún supermercado, en ese caso deben llamar al teléfono del Banco (945 213233) para acordar dónde pasar a recogerla», recuerda el presidente.

Beneficiarios crónicos

Un total de 4.800 beneficiarios se alimentarán gracias a estas donaciones recogidas en 88 establecimientos alaveses, una cifra inferior a la del año anterior. «En 2017 había casi mil beneficiarios más», apunta Fernández, quien destaca que buena parte de los beneficiarios recurre al Banco únicamente durante dos o tres meses mientras espera la RGI.

«Por desgracia, la mayoría de los que hacen uso de estos alimentos ahora son quienes menos tienen siempre, personas que, teniendo o no un trabajo, no tienen lo suficiente para sobrevivir», recuerda sin dejar de agradecer su labor a los voluntarios. «He estado en 35 supermercados este fin de semana y he visto interés, cariño y ganas para trabajar la solidaridad, tenemos que sensibilizar a la gente para que vean que sus aportaciones son necesarias», insiste Fernández, quien celebra que la ciudadanía haya escuchado el llamamiento de donar productos infantiles como potitos y pañales, fundamentales para los más pequeños.

 

Fotos

Vídeos