Ayala intenta recuperar la ruta del txakoli

La ruta del txakoli se creó en 2018. /SANDRA ESPINOSA
La ruta del txakoli se creó en 2018. / SANDRA ESPINOSA

Tendrá que pasar por una nueva auditoría después de que en 2018 no se revalidara su pertenencia a Acevin

Marta Peciña
MARTA PECIÑA

La ruta del txakoli ha dejado de existir para Acevin, la Asociación de Ciudades del Vino, que agrupa a las principales rutas enológicas y en la que la del txakoli alavés estaba incluida desde 2010 hasta el año pasado. Fue entonces cuando no se pudieron renovar las acreditaciones que exige Acevin para seguir perteneciendo a este selecto club y por eso, la propuesta ayalesa ha desaparecido de esta potente herramienta de promoción. Lo ha hecho al mismo tiempo que desparecía Aiaratur, la entidad público privada que se encargaba de su impulso. La Cuadrilla de Ayala, ha asumido el impulso del turismo en la comarca y será la encargada de renovar la documentación para lograr la reincorporación de las bodegas y los viñedos de txakoli alaveses a este proyecto.

Para lograrlo, la entidad comarcal está a punto de adjudicar el concurso de asistencia técnica para promocionar la ruta, al que solo se ha presentado una empresa y que se llevará en torno a 35.000 euros anuales. En octubre del año pasado se alcanzó un acuerdo entre instituciones, bodegas, y empresas al que se han sumado las localidades vizcaínas de Orozko y Orduña para promover este recurso turístico implantado en la comarca de Ayala desde 2009 y que tiene una media de 4.000 visitas anuales.

Txakoli Eguna

Otra de las iniciativas que ayudan a promover la comarca es el Txakoli Eguna, que se celebrará este año el 2 de junio en Amurrio. Será el momento en el que se presente también la cosecha de 2018 y su valoración con una persona vinculada normalmente a la gastronomía. La jornada discurrirá por los cauces habituales, con la participación de las bodegas ayalesas, que ofrecerán sus caldos a los miles de visitantes que suele tener la jornada y varias degustaciones gastronómicas que ayuden a sobrellevar el calor que suele hacer en esas fechas. Es posible que el programa incluya algunas novedades vinculadas al uso de drones para la aplicación de tratamientos en la viticultura, aunque el formato, esta todavía sin cerrar,

Lo que sí parece descartado es la inclusión de Arakabo Txakolina en el proyecto que impulsó la asociación de Bodegas de Rioja Alavesa, Abra, con el cambio de denominación a Bodegas de Euskadi. Los txakolineros no han barajado en ningún momento la posibilidad de incorporarse a la nueva iniciativa.