558.000 personas se subieron a la red foral de autobuses entre enero y junio

Un autobús foral espera a los viajeros en la estación vitoriana. /JESÚS ANDRADE
Un autobús foral espera a los viajeros en la estación vitoriana. / JESÚS ANDRADE

La cifra supone un 6,4% más de viajeros que en el primer semestre de 2018 y se suma a la «tendencia ascendente» registrada en los últimos tres años

María Rego
MARÍA REGO

Ir a la universidad, llegar al trabajo, acudir al médico o realizar la compra supondría un auténtico quebradero de cabeza para numerosos vecinos de Álava si no existiera el transporte público. Hasta 557.904 personas han encontrado en la red foral de autobuses una solución para esos y otros motivos de desplazamiento desde el pasado enero. La cifra supone un 6,4% más de usuarios que en el primer semestre de 2018 y se suma a la «tendencia ascendente» que el servicio ha tomado en los últimos tres ejercicios. «Hacemos un balance muy positivo», reconoce el diputado de Infraestructuras Viarias y Movilidad, el socialista Javier Hurtado.

Por las carreteras alavesas circulan actualmente autocares de cuatro concesiones, que agrupan varias líneas encargadas de conectar Vitoria con el resto de localidades del territorio y también con núcleos de población de provincias limítrofes. Y en todas ha habido un incremento de viajeros. En Álava Central ha sido del 4,5%, en Rioja Alavesa ha alcanzado el 7,4%, en Ayala la subida se ha quedado en el 2,4% y en Miranda/Vitoria/Durango -puestas en marcha a mediados del pasado enero- se ha registrado un crecimiento del 5% en la conexión con el municipio burgalés y del 21% en el caso del pueblo vizcaíno.

La Diputación destina cerca de 2,5 millones de euros anuales para la subvención de todas las líneas con el objetivo de «satisfacer» las necesidades de movilidad de los alaveses, «garantizar la cohesión social» y ofrecer un servicio público atractivo para que se considerea «una alternativa real» al vehículo privado. Un trabajo, que el diputado anuncia que continuará para «implementar posibles mejoras», avalado por el incremento superior al 40% en el número de personas que se han subido a estos autobuses desde 2016.

Uso de la tarjeta BAT

Otra de las razones que, considera Hurtado, ha ayudado a esta positiva evolución es la introducción de la tarjeta BAT -que también sirve en los urbanos y el tranvía de Vitoria- como medio de pago con sus correspondientes bonificaciones. El 60% de ellos, y hasta el 75% en el caso de Ayala, la utilizan hoy en sus desplazamientos en el transporte foral. Hasta 310.585 personas pasaron la BAT general en el primer semestre y 23.265 pagaron con la 'berezi', reservada a mayores de 65 años y pasajeros con discapacidad.