Un autobús de Tuvisa en servicio pierde las ruedas traseras en San Cristóbal

El autobús de Tuvisa, sin el eje trasero, en la calle Comandante Izarduy. /Jesús Andrade
El autobús de Tuvisa, sin el eje trasero, en la calle Comandante Izarduy. / Jesús Andrade

Los neumáticos desprendidos del vehículo han generado una «situación de peligro» ya que en su trayectoria errática han causado daños en algún coche, en bicicletas y en algún local de la calle

Sergio Carracedo
SERGIO CARRACEDO

Un autobús de Tuvisa ha perdido las ruedas traseras izquierdas mientras cubría la línea 3 Zumaquera - Betoño en el barrio de San Cristóbal, lo que ha generado un «tremendo susto» a los pasajeros del urbano, al propio conductor y a los peatones que caminaban por la calle Comandante Izarduy minutos antes de las 20.00 horas, aunque afortunadamente no hay que lamentar heridos.

Al vehículo «se le ha roto el eje y le han salido las ruedas disparadas», han asegurado las fuentes consultadas. Si el chófer estaba sorprendido por esta inusual avería, idéntica sensación tenían los mecánicos de Tuvisa que aseguran no haber visto cosa igual, han detallado fuentes municipales. Se trata de un autobús de 12 años, por lo que no es de los más antiguos de la flota municipal.

Aunque no hay que lamentar heridos, las ruedas desprendidas del vehículo han generado una «situación de peligro» ya que han salido despedidas y en su trayectoria errática han chocado contra algún coche y contra un local de esta calle, produciendo importantes daños.

Fuentes municipales aseguran que la calle Comandante Izarduy está cortada a la altura del número 18 y «permanecerá así hasta que puedan retirar el autobús de la vía».

Las ruedas, apoyadas sobre el autobús una vez recuperadas tras su periplo.
Las ruedas, apoyadas sobre el autobús una vez recuperadas tras su periplo. / Jesús Andrade

Nada más tener conocimiento del suceso, responsables de Tuvisa, junto a agentes de la Policía Local, se han desplazado al lugar del accidente para comprobar 'in situ' lo ocurrido. En un primer análisis, sospechan que el origen del problema podría estar «en el rodamiento del buje, que ha podido provocar la rotura del eje». Aunque las causas se conocerán a partir de «una investigación más profunda».

En este sentido, desde Tuvisa se informa de que la rotura de un eje es una avería «absolutamente inusual» y que la compañía municipal de autobuses realiza exhaustivas revisiones preventivas en sus vehículos cada 30.000 kilómetros. Además, personal de taller comprueba cada día el correcto funcionamiento de los autobuses que prestan servicio en la ciudad y anuncian que en los próximos días, se realizará «una inspección profunda de los autobuses del mismo modelo y antigüedad que el averiado este martes».