En ausencia de toros, dinosaurios

Un grupo de niños se divierte con uno de los ejemplares./Rafa Gutiérrez
Un grupo de niños se divierte con uno de los ejemplares. / Rafa Gutiérrez

La exposición, con una treintena de reproducciones animatrónicas a tamaño real, sigue abierta en el Iradier

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

El coso que desde hace años no pisan los toros lo han ocupado este fin de semana los dinosaurios. El Iradier Arena acoge hasta el domingo la exposición 'Dinosaurs Tour', con una treintena de ejemplares animatrónicos que este sábado hicieron las delicias de un público principalmente familiar.

Hasta este efímero Parque Jurásico se acercó Edurne Mauleón con los pequeños Oier y Unax, que miraban ojipláticos a su alrededor. «El que más me ha gustado es el tiranosaurio rex, es súper grande», compartía sonriente Unax. De hecho, la figura era la más imponente de la muestra con sus doce metros de largo. Al igual que el resto de ejemplares se movía y respiraba, lo que hacía su aspecto mucho más real.

«Todos los dinosaurios están hechos a tamaño real y en látex. Es el material que mejor permite recrearlos y que más facilita hacer la respiración y los movimientos», explicaba Juan Comín, responsable de 'Dinosaurs Tour'. La muestra lleva años viajando por diferentes países de Europa como Francia, Italia, Alemania, Rumanía y Reino Unido y es la primera vez que recala en Euskadi. Desde Vitoria, las figuras viajarán hasta San Sebastián y después a Pamplona. «Es una propuesta muy espectacular en cuanto a lo visual pero también educativa. No es lo mismo ver un dinosaurio en un cuadro o en una película que poder interactuar con ellos, porque esto es una exposición interactiva», apostillaba Comín.

En el espacio se colocaron también dos arenales en los que los más pequeños se convirtieron en paleontólogos en busca de los huesos enterrados de estos antiguos habitantes de la Tierra extinguidos hace 66 millones de años. «Adrián lleva entretenido ahí un buen rato. La verdad es que le encantan los dinosaurios y en cuanto nos enteramos de que venía la exposición dijimos que teníamos que visitarla. Las figuras están muy logradas», aplaudía Carlos, padre del pequeño.

Una niña 'sale' de un huevo de dinosaurio en el Iradier Arena.
Una niña 'sale' de un huevo de dinosaurio en el Iradier Arena. / R. G.

Película documental

Los dilophosaurus, paquicephalelosaurios, ankylosaurus, tsintaosaurus, diplodocus y demás compañeros cuentan con un sensor de movimiento que se activa cuando el público pasa por delante, algunos mueven las alas y otros incluso se pelean entre ellos. Se trata de reproducciones extremadamente delicadas. «Estamos las 24 horas pendientes de ellos. De los motores, de la pintura... y a la hora de trasladarlos, tenemos que tener muchísimo cuidado», señala Comín.

La exposición, que se puede visitar todavía este domingo de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00 horas, cuenta además con paneles explicativos y un espacio convertido en cine en el que se proyecta de continuo un documental sobre la vida y características de los dinosaurios. También se ha habilitado una tienda con caretas y juguetes.