URA asegura que es «crucial» que Ayala se integre en un ente encargado de gestionar el agua

El Nervión mejorará su calidad ambiental con el nuevo sistema de saneamiento de la comarca de Ayala /SANDRA ESPINOSA
El Nervión mejorará su calidad ambiental con el nuevo sistema de saneamiento de la comarca de Ayala / SANDRA ESPINOSA

El asunto debería estar resuelto antes de 2023, cuando entre en funcionamiento el sistema de depuración

Marta Peciña
MARTA PECIÑA

El director de la Agencia Vasca del Agua, URA, Ernesto Martínez de Cabredo, ha asegurado que «es crucial que los ayuntamientos y juntas administrativas del Alto Nervión vayan integrándose en un ente con suficiente capacidad técnica para gestionar bien la nueva red de colectores y las depuradoras». A su juicio es una «condición inexcusable para brindar un buen servicio de saneamiento». A pesar de los avances, URA recuerda que «deben cobrarse tasas de vertido y la recaudación debe emplearse para el mantenimiento y mejora de la red».

Este proceso debería culminar antes de que concluya la obra de los colectores y las depuradoras de Basaurbe y Markijana, que acaba de iniciar su licitación y que estará terminada hacia 2023.

Llodio y Amurrio son los dos núcleos principales a los que afectará el nuevo saneamiento y tienen una «gran dispersión de sistemas de bajo rendimiento de depuración», que consisten de forma mayoritaria en pozos sépticos. Martínez de Cabredo asegura que esta red «debe evolucionar hacia una organización eficiente que permita la conexión entre sistemas hoy inconexos, atomizados, y su gestión unificada».

Los técnicos estiman que la puesta en marcha del sistema de depuración, cuyo coste superará los 70 millones, «requiere desde este preciso momento adoptar medidas de mejora de la gobernanza del agua que lleven a la profesionalización de la gestión del ciclo urbano del agua en el Alto Nervión».

Vertidos

Llodio y Amurrio han iniciado ya la senda para regularizar la situación de estos vertidos, pero deben controlarse para evitar que no sobrepasan los límites autorizados por la propia URA. De esta manera, se garantizará en el futuro el buen funcionamiento de las depuradoras, que obligarán a un desembolso anual de 2 millones de euros para su mantenimiento.

La entidad de referencia en Ayala para la gestión del agua es el consorcio Kantauriko Urkidetza, que agrupa a cuatro de los cinco municipios y 21 de las 33 juntas administrativas. Aunque el trabajo para seguir incorporando entidades locales continúa, todavía queda un largo camino. Amurrio ha delegado en el consorcio la gestión del ciclo integral del agua, mientras que Llodio solo ha cedido la red en alta, la que lleva el agua desde el pantano de Maroño hasta la depuradora de agua potable, con lo que hay varias instituciones encargadas del agua.