Ardoaraba brinda con el sol del puente

La gran fiesta del vino se disfruta más en buena compañía./JESÚS ANDRADE
La gran fiesta del vino se disfruta más en buena compañía. / JESÚS ANDRADE

Locales y turistas sacan el máximo partido a las carpas de Fueros, Diputación y el Machete animados por el buen tiempo

Judith Romero
JUDITH ROMERO

Festivo, primer día del fin de semana, uno de los últimos del puente y una oportunidad para degustar los mejores pintxos y los caldos más jugosos en la última edición de Ardoaraba. ¿Qué más se le podía pedir a la jornada del sábado? Incluso el buen tiempo hizo acto de presencia en la capital alavesa, que disfrutó de temperaturas de entre 10 y 11 grados y un sol envidiable.

El buen ambiente inundó el centro de la ciudad, donde vecinos y turistas recorrían las carpas del Machete, la Diputación y la plaza de Los Fueros copa en mano para saborear los mejores vinos y txakolis del territorio y otras comunidades autónomas. Las barras de Boilur despachaban pintxos sin parar, y los bares del centro y las calles aledañas también acogían a cuadrillas dispuestas a disfrutar del puente.

Eneko Antoñana brindaba con Cristina Pineda y Esther Martín en la plaza del Machete. Este grupo de amigos de Vitoria y Alegría aprovechó la zona infantil instalada en la plaza de la Virgen Blanca para que las niñas se lo pasasen bien y tomar unos vinos tranquilos. «Hemos probado un vino de Navaridas y otro de Bodegas Ugarte que nos han gustado mucho, y el pintxo de tortilla de ayer estaba riquísimo», coincidía la cuadrilla satisfecha con su sábado. «Este año nos quedamos en Vitoria y no nos vamos de puente, pero este siempre es un gran plan que merece la pena repetir», valoraba Eneko.

«¿Quién iba a decir que se podía hacer vino con naranjas?»

Amigos y familiares aprovecharon la mañana del sábado para ponerse al día y probar los vinos más curiosos que pudieron encontrar. «Hemos venido otras veces, pero este año las carpas están mejor organizadas y tienen más luz natural», celebraba Aide en la ubicada frente a la Diputación. Mientras los mayores degustaban algunos de los mejores caldos del territorio, Kimetz preguntaba por un pintxo de tortilla.

«Probamos de todo, pero Juan es raro y fiel al tinto»

Esta cuadrilla de Salburua no se pierde una edición de Ardoaraba. ¿El plan? Aprovechar el talonario el sábado para descansar al día siguiente. ParaGuillermo, el txakoli de Ayala estaba fenomenal, pero lo mejor es la compañía. «Juan es el raro del grupo, nosotros vamos probando de todo pero él se mantiene fiel al vino tinto», bromeaban estos amigos. ¿Y para comer? «Pintxos o restaurante, lo que diga la mujer».