El arco del antiguo convento de Santo Domingo retornará a La Florida

El arco del antiguo convento de Santo Domingo reposa ahora en los jardines de la residencia San Prudencio./E. C.
El arco del antiguo convento de Santo Domingo reposa ahora en los jardines de la residencia San Prudencio. / E. C.

Los jardines del Parlamento vasco exhibirán el arco, uno de los dos únicos elementos que se conservan de aquella edificación del siglo XIII

Nuria Nuño
NURIA NUÑO

Los jardines del Parlamento vasco, próximos al vitoriano Paseo de La Florida, contarán en breve con un nuevo elemento arquitectónico. Eso sí, se trata de un 'viejo conocido' de ese emplazamiento: el arco del antiguo convento de Santo Domingo. Éste volverá al que fuera su hogar durante casi dos tercios del siglo XX. Se trata, además, de uno de los dos únicos elementos que se conservan de aquella edificación religiosa datada en el siglo XIII. El convento estuvo ubicado en el lugar donde ahora se levanta el centro cívico Aldabe. Se encontraba a las afueras de la ciudad, al otro lado de la antigua muralla. Al parecer, era un edificio muy grande, de unos 4.500 metros cuadrados, convertido durante siglos en uno de los referentes religiosos de la capital alavesa.

El arco del antiguo claustro formó parte del paisaje del entonces instituto de enseñanzas medias de la capital alavesa. Se ubicaba en el patio de aquel centro educativo, que años después se convertiría en el salón de plenos de la Cámara autonómica.

Precisamente, fue el Parlamento vasco el que solicitó al Consistorio vitoriano la cesión de este elemento que, en la actualidad, puede verse sobre una de las paredes que rodean los jardines de la residencia San Prudencio, en la céntrica calle Francia. Semioculto tras la verja que rodea la zona verde del geriátrico, ese arco de piedra ha despertado desde hace décadas la curiosidad de los viandantes. A muchos les acecha la duda de su procedencia, e incluso se puede pensar que formaba parte de la anterior construcción que hubo en ese solar de la calle Francia. Sin embargo, esa pieza arquitectónica del Medievo apenas puede resolver estas cuestiones desde su discreta ubicación.

Recreación de la ubicación que ocupará el arco en los jardines del Parlamento vasco.

En su petición, la Cámara de Vitoria se compromete a asumir «todos los gastos derivados del traslado del arco, su rehabilitación, así como su posterior instalación en el jardín del Parlamento próximo al paseo de La Florida, de forma que se ubique en un lugar visible para toda la ciudadanía», según ha informado este viernes el Ayuntamiento de Vitoria.

Desde la demolición y desaparición del convento a principios del siglo pasado -que ocupaba el actual emplazamiento del centro cívico Aldabe y parte de la plaza de Santo Domingo-, y hasta que se realizó la obra para instalar el Parlamento vasco en su actual sede, el arco del claustro del convento estuvo ubicado en la patio del antiguo instituto y quedó «grabado en el imaginario» del profesorado de aquel centro de enseñanza secundaria y de los jóvenes que allí estudiaron.

El arco, con la antigua estación de autobuses de Vitoria de fondo.
El arco, con la antigua estación de autobuses de Vitoria de fondo. / E. C.