La ampliación del parque de bomberos de Llodio, a estudio tras el informe de URA

La ampliación del parque de bomberos de Llodio, a estudio tras el informe de URA

Diputación y Ayuntamiento analizaron ayer las consecuencias de que el terreno se pueda inundar

Marta Peciña
MARTA PECIÑA

La Diputación y el Ayuntamiento de Llodio celebraron a última hora de ayer una reunión para analizar las consecuencias del informe negativo emitido por la Agencia Vasca del Agua, URA, respecto a la ampliación del parque de bomberos. El texto señala que los terrenos son inundables, como había anunciado EL CORREO.

De momento, ninguna de las dos instituciones se ha posicionado, pero han anunciado que el informe está en manos de sus servicios jurídicos. Desde la Diputación insistieron en averiguar si las recomendaciones de URA «son preceptivas o no». Como los propios técnicos de la Agencia ya han señalado, la decisión final corresponde al Ayuntamiento, ya que la ampliación queda fuera de la zona de policía del río, donde URA tiene competencias. Tampoco hay que olvidar que la modificación urbanística que posibilitará la ampliación «ha sido promovida» desde el palacio foral, como recordó ayer el teniente de alcalde llodiano, Jon Ander Altube.

La Diputación aseguró ayer que «la ampliación del servicio en Llodio es prioritaria y estratégica», con lo que se vislumbra su voluntad de continuar adelante con la obra. Las mismas fuentes señalaron que «la zona donde se ha proyectado la ampliación tiene menos problemas de inundabilidad» que la que ya está construida, pese a que ambas se sitúan en el área señalada por URA como afectadas por las inundaciones que se producen cada cien años.

El Ayuntamiento por su parte deberá someter de nuevo la modificación urbanística, que empezó a tramitar en verano, a dos nuevas aprobaciones, la provisional y la definitiva antes de su entrada en vigor. En Llodio, Jon Ander Altube se mostró dispuesto a «tener en cuenta el informe de URA».