El álbum más original de Vitoria

Uno de los participantes en el maratón retrata a la fotógrafa del periódico./Blanca Castillo
Uno de los participantes en el maratón retrata a la fotógrafa del periódico. / Blanca Castillo

Cerca de 200 personas participan en el Maratón Fotográfico de EL CORREO, cuya recaudación se destina a la Asociación Española contra el Cáncer de Álava

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

El sol lucía desde primera hora de la mañana y lo que, a primera vista, podría resultar una gran noticia, para algunos añadía cierta dificultad al reto. Cerca de 200 personas se han reunido este sábado pasadas las 9.30 horas en la plaza General Loma para demostrar sus dotes con la cámara de fotos y de paso, aportar su granito de arena a una buena causa. Formaban parte del gran equipo del octavo Maratón Fotográfico Solidario Vitoria-Gasteiz 2019 que organiza EL CORREO, patrocina el Ayuntamiento de Vitoria y cuenta con la colaboración de Laboral Kutxa y la comunidad de Instagramers de la ciudad. Más allá de pasar una entretenida jornada tras el objetivo, había en juego 1.500 euros y todo el dinero recaudado con las inscripciones se destinará a proyectos de investigación de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) en Álava.

Los chalecos verdes con los que se identificaba a los participantes han tomado las calles y durante toda la mañana han buscado el mejor enfoque o la mirada más original para intentar cautivar al jurado, que estará liderado por el departamento de fotografía de este periódico. Se trataba de redescubrir la ciudad dentro de una primera categoría relacionada con la sostenibilidad y otra bajo el epígrafe 'La mirada del viajero'. Además, la tercera categoría era de temática libre, una oportunidad para que estos artistas dejaran volar su imaginación.

Entre ellos, había grupos de amigos, familias al completo, parejas y también los que se han apuntado solos con la única compañía de su equipo fotográfico. Blanca Sobrón y Verónica Domínguez se han estrenado en la cita animadas por su carácter solidario. «Somos aficionadas a la fotografía y nos parece una manera bonita de colaborar. A la hora de sacar fotos, nuestro plan es alejarnos de donde esté todo el mundo», compartían. María Martín y Javier Sobrón eran todos unos veteranos ya y proponían para próximas ediciones una comida entre todos los participantes «para compartir experiencias». Por su parte, Federico Ortiz de Viñaspre se ha animado a captar la belleza de nuestra ciudad con un teléfono móvil, ya que «hoy en día sacan fotos de gran calidad».

El próximo jueves se realizará la entrega de premios y el 18 de junio se publicará un suplemento especial con las mejores imágenes.