Los alaveses ven en el empleo, el transporte, la inmigración y la sanidad sus grandes problemas

Un grupo de trabajadores participa en el montaje de una furgoneta en la planta vitoriana de Mercedes. /Rafa Gutiérrez
Un grupo de trabajadores participa en el montaje de una furgoneta en la planta vitoriana de Mercedes. / Rafa Gutiérrez

Un sondeo encargado por la Diputación apunta que el 55% de los alaveses valora de forma positiva la recuperación del H-24 para Foronda

Ander Carazo
ANDER CARAZO

El empleo sigue preocupando a los alaveses, pese a ser la segunda provincia de España con menor tasa de paro sólo por detrás de Soria. Aunque exista una percepción mayoritaria de que la situación económica actual en el territorio es «muy o bastante» positiva y la palabra crisis tan sólo perdure en el vocabulario cotidiano de un 2% de los encuestados en un sondeo encargado por la Diputación a la empresa Ikerfel, el mercado de trabajo sigue siendo la principal inquietud para casi la mitad de los ciudadanos. Una percepción que se acentúa a medida que aumenta la edad del encuestado. Los jóvenes son más optimistas, aunque el empleo, en menor medida, se mantiene también en este sector de población como el mayor quebradero de cabeza. Si bien los 1.203 ciudadanos interrogados valoran de forma positiva la situación económica, el nivel de satisfacción a la hora de hablar sobre trabajo cae hasta el 29%.

La preocupación sobre asuntos económicos aumenta según la edad de los encuestados Juventud optimista

En otras diputaciones es habitual que se encarguen encuestas de este tipo, pero es la primera impulsada por el Palacio foral alavés, al que le han llovido críticas contundentes de la oposición por el momento elegido para sacarlo a la luz, en vísperas de la campaña electoral y con las Juntas Generales echando el cerrojo hasta la próxima legislatura. Lo cierto es que la nueva norma foral de Transparencia abre la puerta a que el Gobierno foral encargue este tipo de trabajos sin marcar los tiempos.

El estudio recoge datos curiosos como que uno de cada cinco ciudadanos muestra su inquietud por las carreteras, las infraestructuras de transporte y las comunicaciones, colocándolo como el segundo asunto que más preocupaciones suscita a la ciudadanía, una sensación que previsiblemente es mayor en la zona rural que en los núcleos urbanos.

La inmigración y la sanidad son señalados como un problema para el 10%, mientras que la educación y la delincuencia destacan en un 9% de los sondeos. Sorprende que la lacra social que supone violencia de género y la corrupción política tan sólo conste entre los desvelos del 1% de los preguntados.

La igualdad

Pero todo cambia cuando se cuestiona de forma directa sobre cada asunto y no se dejan las respuestas al albur del recuerdo de cada uno. En esos casos, el empleo sigue siendo un problema para el 36% y la sanidad lo es para el 29%. Uno de cada cuatro incluyen entre sus inquietudes la educación, la inseguridad ciudadana y -esta vez sí- la igualdad entre hombres y mujeres, que el pasado 8-M volvió a inundar las calles de Vitoria. Las pensiones, otro tema que se ha convertido en motivo de protesta en los últimos meses, provoca desasosiego en el 23% de los casos.

La igualdad entre sexos sólo consta entre las preocupaciones cuando se pregunta directamente Uno de cada cuatro

En el sondeo también se pregunta sobre hitos registrados esta legislatura. El más importante para los encuestados es la recuperación del H-24 para el aeropuerto de Foronda con el que podrá operar en cualquier momento de la jornada. Era una noticia que muchos alaveses esperaban y, de hecho, el 55% lo valora de forma «muy o bastante positiva». Al millar de telefoneados entre el 13 y el 18 de febrero se les reclama que valoren la labor concreta de la Diputación, y si bien en el caso del aeródromo se trata de una decisión correspondiente al Gobierno de España, le dan una nota media de 6,8 puntos. Un bien alto.

Esta noticia es mejor valorada que otras como el cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña (que ven con buenos ojos el 49% de los encuestados) o los planes para la llegada del tren de alta velocidad a Euskadi (con un 28%). El plan 'Álava conectada' «que permite a todos los alaveses tener acceso a internet» -tal y como se presentó por Ikerfel a los telefoneados- recibe el 'visto bueno' del 51%, aunque sea desconocido por uno de cada cinco personas sondeadas que ni siquiera se atreve a valorarlo.

Una provincia donde se vive «muy o bastante bien»

En Álava se vive «muy o bastante bien». No es un eslogan o una percepción sin base científica. Y es que el 81% de los encuestados se muestra satisfecho sobre su nivel de vida. Una percepción que, como es habitual en las prospecciones sociológicas, mengua a medida que los encuestados son más mayores y las condiciones de salud empeoran. Tan sólo un 2% de los ciudadanos a quienes se les ha preguntado confiesan que viven «mal», inferior al propio error muestral que se le asigna al sondeo. Álava es un territorio donde reina el optimismo y el 57% ve con buenos ojos lo que pueda pasar en los próximos ejercicios, y sólo el 10% cree que la situación empeorará. En esta caso, los hombres son quienes mayores expectativas tienen de cara al futuro y el pesimismo es mayor entre las mujeres.

Noticias relacionadas