¿Sabes cómo cuidar los dientes de tu hijo? Médicos, dentistas y farmacéuticos alaveses te lo explican

Una niña, mientras se cepilla los dientes/Fotolia
Una niña, mientras se cepilla los dientes / Fotolia

Editan 10.000 copias de una guía para padres donde se especifican los cuidados necesarios entre los 0 y los 7 años

Jon Ander Goitia
JON ANDER GOITIA

¿Cuándo deben los padres iniciar a sus hijos en el cepillado de los dientes? ¿Cuánto tiempo debe durar cada una de esas limpiezas bucales? ¿Es aconsejable que utilicen los biberones para beber zumos? ¿En qué momento deben abandonar el chupete? Son muchas las dudas que asaltan a los progenitores relacionadas con la salud bucodental de sus vástagos. Y la mejor información es siempre la que viene avalada por los profesionales reconocidos y colegios oficiales. En Álava se han unido tres -el de médicos, el de dentistas y el de farmacéuticos- para asesorar a diez mil familias con sendos folletos donde explican de una forma «gráfica y sencilla» cuáles son las claves para el cuidado de los primeros dientes.

«Hemos decidido aunar criterios para conseguir una buena salud bucal», explicó ayer Kepa Urigoitia, presidente del Colegio de Médicos de Álava. El profesional confiesa que hasta ahora «las respuestas que se daban no eran uniformes» y por ese motivo veían «necesario» consensuar las recomendaciones. A pesar de que la campaña esté centrada para los padres y madres, también persiguen 'educar' a profesionales del sector e incluso a los abuelos, quienes tantas veces se encargan del cuidado de los más pequeños de la casa.

¿Y cuáles son esos consejos? El tríptico divide a los menores de siete años en tres grupos. Por un lado están los recién nacidos hasta que cumplen un año de vida.

Hasta el primer año Del biberón al vaso

Los expertos aconsejan limpiar los dientes y encías desde la aparición del primer diente. Para ello recomiendan utilizar una gasa húmeda o un dedil. Asimismo, también aconsejan reducir el consumo de azúcar y en el caso de continuar alimentándose a través de un biberón, abandonarlo y pasar al vaso o a la taza.

De uno a dos años Abandonar el chupete

En la segunda categoría se encuentran los que van desde el primer año hasta el segundo. Es en esta edad cuando se debe empezar a emplear el cepillo de dientes, dos veces al día –durante dos minutos– y únicamente con agua. «Todavía no se debe utilizar la pasta dental, puesto que la criatura por el momento no sabe escupir», desliza Carmen Mozas, presidenta del Colegio de Dentistas de Álava. En esta franja, además, apuntan que debe eliminarse el uso del chupete, ya que «puede provocar malas mordidas», argumentan.

De tres a siete años Visitas al dentista

El último grupo es el que más cantidad de menores reúne, desde los tres hasta los siete años. Esta es la horquilla en la que el consumo de azúcar es mayor y las necesidades de limpieza, también. «No prohibo su consumo, pero sí aconsejo que lo limiten a los días de fiesta», matiza la presidenta del Colegio de Dentistas. La consecuencia del abuso de azúcar puede acarrear la aparición de caries. Es por ello que el uso de flúor en la pasta dental es la manera más eficaz para prevenir las destrucción del tejido del diente. «La patología también puede presentarse por muy buenos hábitos alimentarios que tengas. Aunque es cierto que una persona que mantiene una mala costumbre cuenta con más papeletas», apostilla Kepa Urigoitia.

La evolución en los productos que se utilizan para el cuidado bucal es algo que resaltó Milagros López de Ocáriz, presidenta del Colegio de Farmacéuticos. «Los biberones de antes eran de puro caucho y hemos progresado hasta conseguir unos de silicona más saludables», indica. Porque todos los factores son importantes para una buena salud. «Una mala masticación o higiene influye en la digestión y eso puede tener una repercusión global», concluye Urigoitia.