Álava, al margen del flujo migratorio

Dos inmigrantes en Termibús de Bilbao, antes de reanudar su viaje hacia Francia /Cedida por ETB
Dos inmigrantes en Termibús de Bilbao, antes de reanudar su viaje hacia Francia / Cedida por ETB

En Vitoria, donde hay capacidad para montar «en dos horas» un albergue para un centenar, apenas se ha atendido a una decena de inmigrantes

Laura Alzola
LAURA ALZOLA

El plan diseñado con urgencia para atender el flujo de migrantes registrado en Euskadi durante los últimos quince días deja, de momento, al margen a Álava. Mientras que en Bilbao se abrió el miércoles un nuevo albergue con capacidad para 88 personas -40 más que el anterior-, y en Gipuzkoa ya se está preparando un equipamiento similar; en Álava aún no se contempla habilitar ningún espacio. De hecho, no es necesario porque, al contrario que en otras ocasiones, esta vez el flujo ha dejado Vitoria al margen.

La llegada masiva de migrantes procedentes de las saturadas costas andaluzas, en muchos casos con destino a Francia, sorprendió a finales de junio a las autoridades vascas. En lo que va de verano, la cifra de llegadas ya supera los 581, aunque únicamente 46 han pedido pernoctar, según la Cruz Roja. Gran parte de estas personas, mayoritariamente jóvenes y africanas, de países como Camerún, Senegal o Guinea-Conacry, salen de autocares que les dejan en Termibús llegados desde Andalucía o Barcelona, a menudo desorientados y sin medios para proseguir su viaje.

Las claves

Cifras
Este verano han llegado a Euskadi 581 personas, pero sólo 46 han pedido pernoctar. La mayoría viaja al norte de Europa
Aitor Allende, Cruz Roja
«Les damos un lugar donde reponerse, pero lo que más piden es wifi para tranquilizar a su familia»

Según la Cruz Roja, en Vitoria sólo se ha atendido a una decena de personas, que han podido ser ayudadas sin problemas. «El lugar de destino es una decisión personal, que tiene que ver a menudo con dónde tengan conocidos, familiares o amigos», explica Aitor Allende, coordinador autonómico de la Cruz Roja en Euskadi. Y Bilbao está siendo el lugar de referencia antes de tomar un barco y dirigirse al Norte.

En cualquier caso, toda Euskadi es realmente un punto estratégico en la ruta hacia Europa, por lo que en Álava también se están tomando medidas. «Hemos decidido poner las cosas en marcha, tener los materiales listos y estar preparados para responder a una situación de emergencia», explica Allende. Es más, asegura que, «en dos horas», serían capaces de montar «entre 80 y 100 camas» en territorio alavés. Sin embargo, no lo harán, lógicamente, hasta que no exista «una necesidad real».

La Cruz Roja está siendo la organización encargada de trabajar de forma coordinada con las instituciones para ofrecer «espacios de reposición» a los migrantes que pasan por Euskadi en el contexto de un largo viaje con destinos más lejanos. De hecho, el nuevo centro abierto el miércoles es un equipamiento específicamente destinado a aquellos que hacen escala en la capital vizcaína y no a los que desean permanecer en ella de forma indefinida.

Solo un breve reposo

Ese carácter temporal hace que solo puedan hacer uso del albergue durante 72 horas antes de continuar su ruta. «Les damos un lugar donde dormir y reponerse, pero lo que más nos piden es un enchufe y wifi para tranquilizar a sus familiares, encontrarse en el mapa y planear la siguiente etapa», explica Allende. El coordinador autonómico en Euskadi de la Cruz Roja detalla que para muchos de los migrantes que se están atendiendo este es un viaje que ya dura varios años. «Y aún así, su respuesta está siendo afable, de respeto, educación y colaboración».

 

Fotos

Vídeos