Álava devolverá antes de fin de año las primeras retenciones por maternidad

Un grupo de madres reunidas en el centro de Vitoria./I. A.
Un grupo de madres reunidas en el centro de Vitoria. / I. A.

De las 13.511 madres que se pueden beneficiar de las devoluciones, 7.484 ya han hecho la solicitud a la Diputación. El Gobierno foral deberá pagar unos 14 millones

Juan Carlos Berdonces
JUAN CARLOS BERDONCES

Antes de acabar el año, en fechas próximas a la Navidad, la Hacienda foral alavesa hará las primeras devoluciones de las retenciones practicadas sobre las prestaciones por maternidad correspondientes al año 2013. La Diputación ha decidido que el abono de estas cantidades correspondientes a seis ejercicios -del 2013 al 2018, inclusive- se haga de manera escalonada y el primer pago llegará en unas fechas especialmente agradecidas para recibir un dinero.

Antes de que arranque la campaña de la renta el Gobierno foral pagará, en febrero, las retenciones por maternidad de 2014 y 2015, mientras que las devoluciones de 2016 y 2017 llegarán a las beneficiarias en la segunda quincena de mayo. Y por último, quienes hayan sido madres en este 2018 cobrarán lo que les han retenido de la ayuda -aunque desde octubre, tras la sentencia del Tribunal Supremo, no ha habido retenciones- cuando realicen la declaración de la renta.

Gipuzkoa será el primer territorio vasco en hacer las devoluciones y comenzará a ingresar esas retenciones la próxima semana, mientras que Bizkaia esperar devolver el dinero «en un par de meses».

Hasta ayer, 7.484 madres habían reclamado a la Diputación esas cantidades retenidas, de un total de 13.511 posibles beneficiarias que desde 2013 han visto cómo les han retenido parte de las ayudas. Según los datos del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), que es el organismo que abona esas prestaciones, en estos cinco años -2018 no se incluye- se abonaron en Álava 74,95 millones de euros, que tuvieron unas retenciones en el IRPF de 6,95 millones.

Revisar las declaraciones

Sin embargo, la Hacienda foral calcula que la cantidad final que deberá devolver será el doble, en torno a los 14 millones de euros. La revisión implica una nueva confección de las declaraciones de la renta y no sólo se devuelve la retención practicada sino que se reducen los ingresos sujetos a tributación que van a la base de cada contribuyente.

El departamento que dirige el diputado José Luis Cimiano ofrecerá a las madres afectadas la posibilidad de hacer la declaración de IRPF de manera conjunta con su pareja, aunque en su día la hicieran de manera individual, si eso les resulta más favorable. Eso sí, todas ellas han de rellenar el formulario que la Diputación ha publicado en su página web para tener los datos actualizados.

En cuanto a las prestaciones de paternidad, ni Álava ni Gipuzkoa seguirán los pasos de Bizkaia, que ha decidido devolver de oficio las retenciones practicadas sobre los permisos que se cogieron los padres entre 2014 y 2017. «No hay encaje jurídico para hacer devoluciones con carácter retroactivo», explicaron fuentes del Ejecutivo foral, que estima que ha de ser el Tribunal Supremo quien aclara si la doctrina aplicada para las prestaciones por maternidad vale para las de paternidad.

Temas

Inss, Irpf