Aernnova apuesta por Arasur para centralizar parte de su operativa logística

Aernova tiene en Berantevilla la principal planta productiva de Euskadi./Igor Azipuru
Aernova tiene en Berantevilla la principal planta productiva de Euskadi. / Igor Azipuru

La aeronáutica alavesa ocupará inicialmente casi 7.000 metros cuadrados pero puede ampliar su superficie hasta los 10.000 en un mismo edificio de la plataforma

JUAN CARLOS BERDONCES

En apenas dos meses la plataforma logística de Arasur ha recibido importantes impulsos para su desarrollo, casi tantos como en los anteriores doce años y medio, cuando en 2006 se inauguró la infraestructura alavesa. La última buena noticia llega de la mano de una compañía del territorio porque, según ha podido saber EL CORREO, la aeronáutica Aernnova ha acordado centralizar parte de su operativa logística en los terrenos de Arasur.

Esta empresa especializada en el diseño y fabricación de aeroestructuras y componentes -parte de las alas, fuselajes y colas de los aviones- es un importante proveedor para los principales constructores de aeronaves a nivel mundial como Airbus, Embraer, Bombardier o Boeing. Y tiene previsto ocupar una superficie de 6.780 metros cuadrados en la plataforma de Ribabellosa, con la posibilidad de ampliar hasta los 10.268 en un mismo edificio.

En Arasur la previsión que tiene Aernnova es desarrollar distintas actividades orientadas a la logística de materiales, así como «gestión documental y centralización de gestión de utillaje». De esta manera, pretende optimizar sus procesos logísticos desde las diferentes plantas de producción del entorno como pueden ser las alavesas de Berantevilla -la más grande con alrededor de medio millar de trabajadores-, Vitoria o Legutiano, pero también tiene en Tarazona (Aragón).

La estratégica ubicación de la plataforma en el cruce de la AP-1 y la AP-68, su proximidad con el aeropuerto de Foronda y la posibilidad de conectar por ferrocarril con el puerto de Bilbao -en este caso dentro de un año- son aspectos que a buen seguro han jugado un papel determinante en la decisión de Aernnova. Ya los tuvo en cuenta la compañía danesa DSV, una de las cinco empresas de logística más importantes del mundo y que hace mes y medio también desembarcaba en Arasur para ocupar otro pabellón de 10.000 metros.

Ambas compañías de referencia en su sector se unen a otras como Gestamp, multinacional dedicada al diseño y fabricación de componentes metálicos para el automóvil que llegaba en 2017 a la plataforma de Ribabellosa, o Tesla, conocida por producir coches eléctricos y que también el año pasado ponía en marcha una estación de servicio con los primeros 'supercargadores' eléctricos de Euskadi. La presencia del fabricante de trenes Talgo refuerza aún más el complejo empresarial e industrial de Arasur.

Evolución «positiva»

«La posibilidad de contar con una empresa como Aernnova, referente en la fabricación de estructuras aeronáuticas, y poderle dar servicio otorga un importante significado respecto a la evolución positiva de nuestro proyecto», destaca el presidente del consejo de administración de la plataforma alavesa, Peio Ruiz. Con una extensión de terreno superior a los dos millones de metros cuadrados -más de 200 campos de fútbol-, Arasur ofrece unas posibilidades «tremendas» y responde «de manera satisfactoria a la creciente demanda de espacios industriales modernos, bajo diferentes modalidades de contratación».

La apuesta del puerto de Bilbao por esta plataforma logística también quedó patente hace dos meses con el anuncio del entonces presidente de la entidad, Asier Atutxa, de que en el segundo semestre de 2019 ya estará «en funcionamiento y a pleno rendimiento» el tráfico ferroviario con el puerto. Para entonces se prevé que estén acabadas las obras de urbanización junto al nuevo apartadero así como la construcción de un edificio de oficinas y una nave para el almacenamiento de mercancías.

Se calcula que 6,3 millones de toneladas con origen o destino en Álava -y su entorno próximo de La Rioja y Navarra- se exportan o importan por carretera o por otros puertos. Y de ellos, 2,2 millones son «susceptibles de moverse por Bilbao».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos