Acuerdo institucional para financiar la reapertura del Museo de Artziniega

El objetivo es «conseguir el consenso necesario que posibilite la reapertura del museo cuanto antes». /Sandra Espinosa
El objetivo es «conseguir el consenso necesario que posibilite la reapertura del museo cuanto antes». / Sandra Espinosa

Ayuntamiento, Gobierno vasco y Diputación aportarán 35.000 euros cada uno

Marta Peciña
MARTA PECIÑA

La reapertura del Museo Etnográfico de Artziniega, cerrado desde el 2 de enero porque no tenía garantizada la financiación necesaria para su funcionamiento, parece más cercana. La Diputación comunicó ayer el acuerdo alcanzado con el Ayuntamiento de Artziniega y el Gobierno vasco para «garantizar la financiación del Museo Etnográfico durante el año 2019», que se traduce en una aportación de «35.000 euros» por parte de cada una de las tres instituciones.

El Ayuntamiento además «seguirá asumiendo el mantenimiento y conservación del edificio y subvencionará iniciativas culturales que desarrolle la Asociación Etnográfica Artea». Este colectivo fue el que arrancó el proyecto del museo y se ha encargado de su gestión. El acuerdo alcanzado entre las tres instituciones también ha incluido a Artea con el objetivo de «conseguir el consenso necesario que posibilite la reapertura del museo cuanto antes».

El acuerdo incluye también la redacción de un plan de viabilidad, que arrancará esta misma semana y que estará listo en dos meses. Con este estudio se persigue «analizar tanto las necesidades jurídicas, de gestión y de financiación como las educativas y museográficas». El objetivo consiste en «facilitar la continuidad y consolidación del espacio expositivo de acuerdo a un museo del siglo XXI». Con este trabajo, también se conocerán las necesidades económicas del servicio para este año y el Ayuntamiento se ha comprometido a «completar la cantidad resultante del plan que pudiera no cubrirse por las aportaciones económicas de las otras dos instituciones».

El desarrollo del plan «contará con la participación directa de la Asociación Artea», que aportará su experiencia al frente del proyecto «de tal forma que el diseño final garantice su continuidad y su impulso en los próximos años». Con esta fórmula, la Administración confía en que se mantenga el impulso económico que ha aportado el Museo a Artziniega en los últimos años.