Los accidentes con víctimas se disparan en Álava un 105% en la última década

Un joven de 29 años y su hijo fallecieron en noviembre tras una brutal colisión con dos camiones en Leza./
Un joven de 29 años y su hijo fallecieron en noviembre tras una brutal colisión con dos camiones en Leza.

Es el incremento más elevado que se registra en España desde que entró en vigor el carné por puntos, según un informe

SALVADOR ARROYO

Tienen lugar en calles y travesías y se asocian con despistes al volante, excesos de velocidad, incumplimiento de las normas de circulación y consumos de alcohol y drogas. Tres de cada cuatro accidentes de tráfico que se producen en el territorio responden a uno o varios de esos patrones; el 73% de una variable estadística que ha colocado a Álava como la provincia española en la que más ha subido el número de accidentes con víctimas desde junio de 2006, cuando entró en vigor el carné por puntos.

«Esta herramienta ha sido clave para que desciendan los fallecimientos en las carreteras, pero nos hemos dado cuenta de que los siniestros en general han seguido creciendo». Es la idea que sustenta el informe de la Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Transporte y Seguridad (Formaster) cuyo director general, Luis Fernando Fernández, no oculta «el llamativo» liderazgo de Álava, que arroja un incremento del 105% mientras a nivel estatal el retroceso fue de dos puntos.

El estudio se apoya únicamente en los datos más recientes de la Dirección General de Tráfico (DGT). Cifra en 912 el número de accidentes con víctimas que han tenido lugar aquí en la última década. En ellos perdieron la vida diez personas. Según esa base, en la provincia tienen lugar 28 incidencias de este tipo por cada 10.000 habitantes frente a las 21 que se establece como media nacional. Pero, además, el citado repunte del 105% se va, y mucho, de los registrados en Gipuzkoa (33%) y Bizkaia (15%). Bien es cierto que, de forma paralela, de los tres territorios, Álava es el que consigue acumular la caída más significativa en lo que se refiere a muertos en las carreteras; de hasta el 63%.

«Que hayan subido tanto los accidentes en Álava lo achacamos básicamente a que se produce un uso excesivo del vehículo privado dentro de los núcleos urbanos», explica el responsable de Formaster. En las carreteras convencionales se habrían sucedido el 7% de los siniestros y un 5%, en autovías o autopistas, de acuerdo con un informe que también considera factores menos cuantificables como las medidas de seguridad, tanto activas como pasivas que se han ido incorporando a los vehículos en los últimos años. «Han contribuido a que se reduzcan los accidentes mortales, pero, al mismo tiempo, entendemos que se reduce también la percepción del riesgo». En síntesis lo que se plantea es que cuando la sensación de seguridad es mayor entre los conductores, «asumen más riesgos y esto conlleva más accidentes».

Plan de movilidad

El análisis tiene en cuenta todo tipo de siniestros y eso incluye la tipología más común en el casco urbano: los golpes de chapa. «Hablamos de una víctima leve, con probablemente esguinces cervicales, y hablamos de mes y medio de baja. Eso también representa un coste para la administración y las empresas, por eso lo consideramos».

La asociación, que cuenta con más de 450 centros en toda España de los que dependen 2.500 profesionales, recomienda a las administraciones en su memoria que «intensifiquen los planes de movilidad, sobre todo a la hora de establecer las horas puntas, las entradas y salidas de colegios, centros públicos, etcétera. Y a las empresas añade Fernández, que apuesten en la medida de lo posible por el transporte público o que escalonen las entradas y salidas para favorecer la circulación y la seguridad vial».