Un ertzaina salva a un hombre en parada en el Casco Viejo de Vitoria

El agente le practica las maniobras de reanimación./
El agente le practica las maniobras de reanimación.

El agente logró mantener con vida a un aficionado del Tenerife durante 35 minutos antes de que una ambulancia pudiera trasladarlo a Txagorritxu

JUDITH ROMERO

La celebración de la final de la Copa de Rey de baloncesto ha traído a Vitoria numerosos seguidores de este deporte desde distintos puntos del mapa. Tener una emergencia médica lejos de casa es una experiencia aterradora, pero el seguidor del Iberostar Tenerife que ayer entró en parada cardiorrespiratoria en el Casco Viejo logró salvar la vida gracias a la rápida actuación de dos agentes de la Ertzaintza, los sanitarios y la conducta de una ciudadana.

Eran aproximadamente las 00.30 horas cuando una mujer que paseaba por la calle Correría observó cómo un hombre de 64 años perdía el conocimiento junto a las rampas del Cantón de la Soledad, en el casco medieval. Inmediatamente se puso en marcha el protocolo de emergencia, por lo que una patrulla de la Ertzaintza y una ambulancia de Osakidetza se desplazaron hasta el lugar para atender el caso.

Cuando llegaron los policías, el varón aún respiraba. No obstante, al apreciar que había entrado en parada cardiorrespiratoria un agente de la vigesimoquinta promoción de la Ertzaintza la más reciente aplicó sus conocimientos de reanimación para tratar de mantenerlo con vida. Le efectuó el masaje durante 35 minutos, precisaron ayer fuentes sindicales, hasta lograr estabilizarlo, primero junto a su compañero y después ante la presencia del personal sanitario, que jugó igualmente un papel clave en la tarea.

La patrulla llegó a cortar la calle para realizar las maniobras con tranquilidad y evitar las miradas de los curiosos, y pronto el hombre fue trasladado al hospital Txagorritxu, donde al parecer evoluciona favorablemente. El sindicato policial Erne ha anunciado que pedirá al Departamento de Seguridad una mención especial y un reconocimiento para este ertzaina recién formado, tal y como hizo con los agentes que salvaron a distintos niños de morir ahogados en Irún y La Pineda de Mar.

Bronca en una discoteca

La de la calle Correría no fue la única intervención de la Ertzaintza en la capital alavesa. Otra patrulla detuvo a un joven de 24 años por un delito de lesiones a las 5.20 horas de la madrugada. Una persona comunicó a SOS Deiak que se estaba produciendo una pelea en el interior de una discoteca situada en las inmediaciones de la Avenida Gasteiz y alertó de que un joven estaba herido. Cuando los agentes desplazados a este local ubicado en la zona de Txagorritxu encontraron al chico apreciaron que tenía un corte sangrante en la frente. La víctima manifestó que le habían golpeado con un vaso o una botella.

El varón requería varios puntos de sutura y fue trasladado al hospital de Santiago en ambulancia. El presunto autor de las lesiones aún se encontraba en las inmediaciones y, tras ser identificado, los agentes procedieron a su arresto. El agresor también fue atendido en un centro hospitalario para curarle una herida que tenía en la mano. Este joven de 24 años cuenta con antecedentes y, cuando se lleven a cabo las diligencias policiales pertinentes, será puesto a disposición judicial, anunció ayer la policía autónoma.

 

Fotos

Vídeos