No hay acuerdo: Urtaran tendrá que funcionar sin presupuestos en 2017

No habrá acuerdo el Vitoria/
No habrá acuerdo el Vitoria

EH Bildu no logra tumbar el proyecto del PNV y del PSE con su primera enmienda, pero anunncia que no apoyará al Gobierno municipal para evitar la prórroga

ANDER CARAZOVitoria

EH Bildu se ha quedado solo a la hora de votar su enmienda a la totalidad al proyecto de presupuestos del Gabinete de Gorka Urtaran. Una situación que, sin embargo, no evitará la indeseada prórroga presupuestaria, ya que el PP y la coalición abertzale no apoyarán el dictamen de las cuentas. El Gobierno PNV-PSE ha conseguido el apoyo de Podemos e Irabazi, un resultado insuficiente para alcanzar la necesaria mayoría.

«El proyecto no es bueno para la ciudad. Ni tiene ideas, ni aspiraciones, ni asienta bases para que la ciudad pueda mirar a futuro. Por iniciativa de EH Bildu se dio un giro en esta ciudad el 13 de junio (de 2015) para que Urtaran consiguiese la makila. Una sola persona no produce el cambio», ha subrayado la portavoz abertzale Miren Larrion, a quien han criticado con dureza PSE, Podemos e Irabazi, sus socios presupuestarios en el pasado ejercicio junto a los nacionalistas. «Ya está bien de pensar en las elecciones. Quien deja a Vitoria sin presupuestos, que sea responsable de que no avance», ha criticado el socialista Peio López de Munain.

La única alternativa real que le quedaba al PNV en el pleno para evitar la prórroga presupuestaria era el PP, pero -como ha evienciado su portavoz, Leticia Comerón- no existió interés en llegar a un acuerdo. «Cuando nos reunimos con ustedes nos dijeron que no se movían sobre su idea inicial. Usted (en referencia a Urtaran) han preferido una prórroga, algo que han catalogado como terrible y catastrófico, antes de sacarse una foto con el PP. Ustedes siempre han preferido un acuerdo con EH Bildu», ha afirmado la edil popular.

«No obstaculicen los avances que esta ciudad se merece", ha reclamado la teniente de alcalde, la jeltzale Itziar Gonzalo. "Me parece que la señora Larrion ha roto la confianza con todos, menos con el PP. Espero que los ciudadanos aten cabos. Había cabida para un acuerdo que ustedes no han querido con unos ingresos más ciertos que los de 2016», ha comentado.

Esta situación provocará que absolutamente todos los proyectos que la Corporación vitoriana desee sacar adelante durante el próximo ejercicio tengan que contar con el apoyo del pleno. Esto supondrá una larga tramitación, ya que tendrán que someterse a una doble tanda de votaciones y un plazo de alegaciones. Unos requisitos que provocarán que la ciudad no pueda arrancar en varios meses. Eso sí, esto provocará que estas iniciativas cuenten con unos estudio y calendario cerrados que garantizarán su cumplimiento.