Vitoria, sin presupuestos para 2017

Belakortu, Larrion, López de Munain y Urtaran charlan en los pasillos del Ayuntamiento/
Belakortu, Larrion, López de Munain y Urtaran charlan en los pasillos del Ayuntamiento

El Gobierno PNV-PSE se queda solo en la defensa de su proyecto económico en comisión, que obtiene los votos en contra del PP, EH Bildu, Podemos e Irabazi. El día 27, el proyecto se volverá a tratar en pleno

ANDER CARAZOVitoria

Vitoria tendrá que lidiar con una indeseada prórroga presupuestaria en 2017. La oposición finalmente ha tumbado el borrador económico elaborado por el Gabinete de Gorka Urtaran y sus responsables tendrán que ingeniárselas para funcionar con las bases del año pasado y sin emprender las iniciativas que habían planteado para el presente ejercicio. El PNV sólo ha conseguido el apoyo de su socio, el PSE, y se ha encontrado enfrente con los otros cuatro partidos que componen la Corporación (PP, EH Bildu, Podemos e Irabazi). Una situación que era evidente sobre todo desde que el martes se comprobó cómo el alcalde no lograba el apoyo de las formaciones que dirigen la popular Leticia Comerón y la abertzale Miren Larrion, a quien el propio Urtaran había señalado como su opción preferida.

La comisión de Hacienda de este jueves se ha vuelto a convertir en el segundo capítulo de una tunda a la gestión del Gobierno PNV-PSE durante 2016 y sus objetivos para este año, después de que el miércoles decayesen las enmiendas a la totalidad de EH Bildu, Podemos e Irabazi por el voto contrario del PP. Sin embargo, los populares se han negado a apoyar el dictamen general, es decir, el proyecto de socialistas y jeltzales con la introducción de una quincena de modificaciones méramente técnicas y sin apenas dotación económica que quedaron sepultadas.

«Durante el proceso de negociación ningún grupo mostró su voluntad de alcanzar acuerdos y eso que preparamos un margen para incorporar diferentes inquietudes. Presentábamos un buen proyecto de presupuestos que recuperaba inversiones en Espacio Público y otras que antes no se podían realizar vista la situación en la que se encontraban las arcas del Ayuntamiento», ha indicado la concejala de Hacienda, la jeltzale Itziar Gonzalo, quien ha abierto la puerta a alcanzar un acuerdo antes del pleno del día 27 que inmediatamente se ha encontrado con el rechazo de la mayoría.

«La prórroga no es buena para Vitoria y traerá unas consecuencias nefastas, pero lo que nos preocupa es qué va a hacer el Gobierno», ha sostenido Leticia Comerón, del PP. «Estos dos días hemos visto un debate estéril y sin sentido, la ciudadanía nos pide responsabilidad. Ahora, la pelota está en su tejado y durante el ejercicio tendrán que negociar los proyectos uno a uno, que estén atados y bien pensados. El problema no es si hay una prórroga o no, si hay proyecto o no», ha añadido Miren Larrion, de EH Bildu.

«Recuerdo a un alcalde que hablaba de participación, diálogo, consenso, colaboración, solidaridad... ¿Qué queda de eso en sus presupuestos? Está muy feo echarle la culpa a los demás de las deficiencias propias», ha declarado Juan Cerezuela, de Podemos. «Ustedes intentan edulcorar un fracaso. Nosotros no cerramos ninguna puerta pero no vamos a votar un presupuesto que supone un auténtico retroceso», ha indicado Óscar Fernández, de Irabazi.