Fomento anuncia el soterramiento de los accesos del TAV en Vitoria y Bilbao

La consejera de Infraestructuras, Arantxa Tapia, y el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se saludan antes de la reunión./
La consejera de Infraestructuras, Arantxa Tapia, y el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se saludan antes de la reunión.

El ministro Íñigo de la Serna y la consejera Arantxa Tapia se han reunido esta mañana para desbloquear las obras pendientes del trazado vasco de alta velocidad

OCTAVIO IGEA

Giro de 180 grados en las obras del Tren de Alta Velocidad (TAV). El nuevo ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ha anunciado que su equipo aceptará el soterramiento de los accesos de la infraestructura -y las correspondientes estaciones- en Bilbao y Vitoria, una de las grandes reivindicaciones de las administraciones vascas durante el último año que el Gobierno central venía rechazando una y otra vez. De la Serna ha dicho «sí por primera vez» a la opción, para la que se deben concretar ahora los correspondientes proyectos. Lakua ya maneja bocetos, pero Madrid asegura que deben hacerse retoques «técnicos». Ambos gobiernos y los ayuntamientos pactarán un sistema de financiación compartido.

De la Serna ha visitado hoy Vitoria para reunirse con su homóloga en el Gobierno vasco, la consejera de Desarrollo económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia. La reunión pretendía desbloquear los proyectos del TAV que permanecían paralizados y escenificar un acercamiento político entre Madrid y Vitoria. Ambas cosas han sido evidentes. Tapia ha llamado a trabajar «conjuntamente y con lealtad» y De la Serna ha respondido arrojando luz sobre los grandes interrogantes que se ciernen sobre la obra desde hace años -y que amenazan su ejecución en un plazo más o menos corto-. «No voy a dar fechas de inauguración, quiero ser prudente, pero vamos a acelerar todo lo que podamos», ha asegurado el titular de Fomento.

El acelerón se traduce en varias decisiones inmediatas e inéditas hasta ahora. La primera llega mañana, cuando el Consejo de Ministros dará luz verde al rediseño de las obras del nudo de Bergara, que llevan más de un año empantanadas. Las discrepancias con las adjudicatarias iniciales llevaron a Fomento a rescatar las labores el pasado verano. Cuatro de los cinco tramos en los que se ha dividido el tajo serán redefinidos y licitados a partir del lunes, en un proceso al que Madrid ha invitado al Gobierno vasco «para alcanzar la solución más satisfactoria».

Además de implicarse en el diseño de las obras pendientes, durante la reunión de esta mañana la consejera Tapia también ha propuesto al ministro de Fomento que le ceda la competencia para ejecutar esas labores. Lakua ya se encarga directamente de la construcción del ramal guipuzcoano -adelanta un dinero que luego Madrid le reingresa vía Cupo- y cree que si pudiera controlar las labores del nudo de Bergara y los accesos «irían más rápido». De la Serna no ha sido tan receptivo en este caso. Fomento valora el «buen hacer del Ejecutivo vasco hasta la fecha», pero una decisión de ese calado «es política y excede a mi departamento», ha dicho el ministro. Dicho de otro modo, que solo puede decidirlo Rajoy y su equipo.

Fecha de apertura

Con esta nueva lista de labores en el horizonte, el ministro de Fomento no ha querido confirmar si el TAV podría entrar en funcionamiento en 2019, la fecha marcada por su antecesora, Ana Pastor. Consciente de que el plazo es ya prácticamente inalcanzable, De la Serna se ha limitado a señalar que las obras pendientes se irán ejecutando «lo antes posible». Una vez que se liciten los tramos del nudo de Bergara y se concreten los proyectos definitivos para los accesos de Bilbao y Vitoria «podremos hablar de fechas más concretas», ha zanjado.

 

Fotos

Vídeos