El Correo

Ninguno de los 22 vuelos desviados en Loiu por la niebla aterrizó en Foronda

El aeropuerto de Bilbao tuvo que cancelar ayer cuatro vuelos y se retrasaron varias operaciones más
El aeropuerto de Bilbao tuvo que cancelar ayer cuatro vuelos y se retrasaron varias operaciones más / Efe
  • La limitación horaria del aeropuerto alavés impidió a las compañías tomarlo como alternativa y los aviones se llevaron a Biarritz y Pamplona

Las cifras de pasajeros y operaciones en la terminal de Foronda en octubre podían haber repuntado de manera considerable tras este pasado fin de semana en el que la niebla provocó serios problemas en Loiu, el aeropuerto más cercano al de Vitoria. Apenas 60 kilómetros les separan, pero ninguno de los 22 vuelos desviados en Bilbao –diez el sábado y doce el domingo, según datos de Aena– aterrizó en la capital alavesa.

El horario operativo, de 20.30 a 8.30, que lastra a Foronda desde hace más de cuatro años vuelve a jugar en contra de sus intereses. Y también de los pasajeros, a tenor de lo que algunos se preguntaban cuando conocían, por medio de sus compañías, que sus vuelos se iban a desviar a Biarritz o a Pamplona –a 150 ó 170 kilómetros de Bilbao respectivamente– «cuando Vitoria nos pilla a 70 kilómetros de casa. ¡No hay quien lo entienda!», lamentaban.

Pero ante el caos que había en Loiu, las aerolíneas eligieron como destino los aeropuertos francés o navarro así como los de Madrid o Barcelona para aterrizar sus aviones que procedían de Múnich, París, Ámsterdam, Tenerife o Alicante. Además, los vuelos desde Londres y la capital catalana tuvieron que volver a sus lugares de origen. Al margen de los desvíos, hubo también cancelaciones en Loiu de llegadas que estaban previstas desde Manchester y Bruselas, así como Múnich, Ámsterdam o Madrid.

La huelga, también en contra

Precisamente, la cancelación del despegue de una aeronave hacia la capital de España hizo que numerosos pasajeros perdieran sus enlaces a lugares tan diferentes como la isla canaria de Fuerteventura, Australia o Estados Unidos.

Y mientras Foronda estaba cerrado el sábado y ‘semiabierto’ el domingo, cuando también podría haber sido una alternativa para las compañías en el horario nocturno operativo, porque durante el día ya no hay enlaces debido a la huelga indefinida de los trabajadores. Pero la suma de estos factores negativos deja a la terminal alavesa fuera de juego para las aerolíneas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate