El Gargantúa vitoriano se va a Bilbao

Gargantúa hace las delicias de los más pequeños desde hace casi un siglo/
Gargantúa hace las delicias de los más pequeños desde hace casi un siglo

El 18 de agosto de 1978, Vitoria prestó al popular gigante comeniños a la capital vizcaína que daba un giro a sus tradicionales fiestas

FRANCISCO GÓNGORA

Desde 1923, Vitoria cuida y mima a Gargantúa. Le falta poco para ser centenario, o sea más viejo y tradicional que Celedón que va a cumplir 59 y al que vio volar por vez primera. Cada año lo viste y lo pone guapo para que tenga ese aspecto de niño grande, de gigante bondadoso que ofrece a pesar de que acaba comiéndose a los pequeños. Que suben las escaleras para entrar a su boca.

La primera vez que se dejó ver por nuestras calles fue durante la cabalgata de Reyes de 1923. Luego salió en la feria de La Blanca por vez primera como quedó patente en el cartel de fiestas de aquel año.

No no era originalmente vitoriano. El bilbaíno bombero Echaniz se inspiró en las novelas de Gargantúa y Pantagruel, de origen francés para crearlo en 1854 en Bilbao. Una bomba carlista lo destruyó durante la guerra carlista en 1874. En 1896 construyeron el segundo en los talleres Basterra-Larrea de Atxuri, pero desaparece de los programas festivos en 1907. Hay una tercera figura en 1934 y sigue hasta 1950, cuando es abandonado en unos talleres de Deusto. En 1962 se presenta un cuarto ejemplar , pero de nuevo vuelve al olvido. Pero con motivo de la celebración de la primera Aste Nagusia, se decide pedir a Vitoria su gargantúa. Así lo cuenta la prensa.

El CORREO (el 19 de agosto de 1978) publicaba la siguiente noticia:

«El gargantúa llega hoy a Bilbao»

«Debido a lo deteriorado que está el gargantúa de Bilbao, que tradicionalmente se situaba en el Parque Infantil de la Feria de Muestras, así como los gigantes, se ha solicitado del Ayuntamiento de Vitoria que les sea cedido para las fiestas bilbaínas, tanto los dos gigantes como el gargantúa. Nuestro gargantúa que precisa de un arreglo que puede prolongarse cerca de dos meses, además de la gran cuantía que puede suponer su arreglo, está completamente inutilizado.

Ayer, a las dos de la tarde, salió de Vitoria el que va a ser el gargantúa de nuestras fiestas. A las cinco de la tarde se encontraba ya en la entrada de la autopista, a la altura del gallo, y se espera que esta mañana pueda llegar al casco urbano. Esta lentitud es debido a las complicaciones que plantea su transporte, y a las condiciones exigidas por la Jefatura de Tráfico. De todas formas no se situará en el Arenal, frente al Arriaga, hasta mañana, domingo.

Desde luego no es la primera vez que las populares figuras vitorianas emprenden viaje. Hace algunos años viajaron hasta Miranda de Ebro así como al pueblo logroñés de Haro, cuando estas dos ciudades se encontraban en fiestas. La comisión de fiestas de Bilbao nos pide también que informemos que los dos gigantes se encuentran ya en el Ayuntamiento de Bilbao, y que ante la carencia de gente para pasearlo por las calles, se ruega que los interesados en hacerlo se presenten mañana a las doce del mediodía en el Ayuntamiento. Evidentemente se gratificará a aquéllos que se dediquen a pasear a tan `populares personajes' por nuestras calles».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos