Foronda bate su record de carga, pese a las trabas

El Antonov, el carguero más grande del mundo, en las pistas de Foronda. /
El Antonov, el carguero más grande del mundo, en las pistas de Foronda.

La paquetería y la mercancía industrial impulsan a la terminal, que logra el año pasado 44.657 toneladas, la mejor cifra desde 1992

ALBERTO CANTO

Foronda se ha crecido ante la adversidad. En agosto de 2012 vio cómo Fomento reducía su operatividad a doce horas, entre las 20.30 y las 8.30 horas, y a principios de 2013 sufrió el segundo aldabonazo con la suspensión del Puesto de Inspección Fronterizo (PIF) para animales y productos perecederos de origen animal, lo que reduce sus opciones de negocio. Dos misiles envenenados que, lejos de amilanar, han servido de acicate a una terminal vitoriana, infrautilizada, pero con una enorme capacidad de reacción gracias a sus excelentes condiciones técnicas y de operatividad.

Los datos así lo han confirmado. El aeropuerto de Foronda batió el año pasado el récord histórico de carga desde 1992 al mover la nada despreciable cifra de 44.657 toneladas, es decir, un 19,1% más que en 2013. Un porcentaje similar al contabilizado por Zaragoza. Junto al vitoriano, han sido los aeródromos españoles que han animado el mercado de las mercancías. Barajas continúa en primer lugar del ranking nacional, seguido de Barcelona. Zaragoza se mantiene en el tercer puesto, mientras que el cuarto es para Vitoria, que ya ha puesto mucha tierra de por medio con su inmediato persguidor, Gran Canaria.

Para recordar datos parecidos en la capital alavesa hay que remontarse a 2004, cuando en las instalaciones de carga se manejaron 43.684 toneladas o a 2002, con 42.482. Eso sí, en aquellos años por Vitoria también pasaban aviones con pescado y productos perecederos, algo que ahora es imposible ante la ausencia del PIF, lo que redunda en un mayor mérito para el trabajo que desempeña la mermada plantilla del aeropuerto.

¿Quiénes son los culpables de este espectacular aumento? La paquetería y el elevado número de operaciones chárter de carga general, muchas de ellas fuera del horario operativo nocturno. En concreto, Foronda ya se ve obligado a abrir al menos una vez cada dos días durante la mañana o tarde para atender este tipo de vuelos, además de los de pasajeros.

DHL, a la cabeza

La multinacional DHL, que cuenta en la capital alavesa con un "hub" (punto de distribución) para el norte de España y sur de Francia es la gran responsable del despegue carguero, apuntado ya en 2011, cuando se contabilizó un aumento del 24%. La firma germana ha confirmado su apuesta por Vitoria con la inclusión de un vuelo diario a Bérgamo y el refuerzo puntual de su enlace a Leipzig, lo que ha redoblado su actividad nocturna. DHL también vuela de forma regular a Bruselas, East Midlands, Lisboa, Oporto, Valencia, Sevilla, Alicante-Elche y Santiago de Compostela. TNT es la segunda compañía de paquetería que opera en Foronda, aunque sus destinos se centran, principalmente, en Madrid y Zaragoza.

La mercancía general también ha subido de manera importante, gracias, sobre todo, a numerosas operaciones espectaculares protagonizadas por los aviones cargueros más grandes del mundo. Uno de ellos, el ruso Antonov 124, aterrizó en la pista vitoriana el pasado mes de diciembre, capaz de albergar en sus bodegas hasta 150 toneladas. También se ven con cierta frecuencia los Boeing 747-400, conocidos como jumbos. Uno de ellos, de la firma Atlas Air, protagonizó una intervención de gran calado en noviembre al transportar en dos ocasiones a Abu Dabi hornos industriales. Una operación de envergadura, que obligó a ocupar una buena parte de la plataforma de carga, junto a la torre de control, ante la necesidad de utilizar grandes grúas.

57 destinos mundiales

Gracias a la paquetería y a la carga general, Vitoria se conectó por vía aérea a lo largo del pasado año con 57 destinos de todo el mundo, aunque es Europa su principal fuente de negocio. Chile, por ejemplo, también es cliente de Foronda en el transporte de semillas.

¿Cómo se presenta el futuro? Prometedor, a la vista de que el aumento en el movimiento carguero es continuado desde 2011. DHL ha confirmado a Vitoria como uno de sus principales aeropuertos europeos para el transporte de la paquetería, mientras que Fomento ha prometido la reapertura a corto plazo del PIF, lo que posibilitará amplir el negocio de la carga con los productos perecederos. Además, ya se han equiparado las tasas diurnas a las nocturnas, lo que ayudará a que lleguen nuevas compañías, tanto de mercancías como de pasajeros.

Buena culpa de ello tiene el acuerdo de mínimos firmado por las instituciones alavesas y vascas a finales de 2014 para impulsar el aeropuerto vitoriano. Entre sus objetivos inmediatos está la recuperación del puesto fronterizo y el inicio de negociaciones para que Foronda se convierta en un centro que aglutine a las principales firmas de paquetería del mundo. Faltan por que desembarquen FedEx (podría hacerlo en breve) y UPS, una iniciativa que se antoja más complicada.

 

Fotos

Vídeos