elcorreo.com
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 5 / 15 || Mañana 5 / 14 |
más información sobre el tiempo

Más baloncesto

Estás en: > > >
El cáncer se lleva a Manel Comas

adiós al sheriff

El cáncer se lleva a Manel Comas

El entrenador catalán, que llevó al Baskonia a la consecución de la Copa del Rey del 95 y la Eurocopa del 96, ha fallecido a los 67 años

17.06.13 - 14:29 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Vídeo del homenaje que recibió Comas en el Buesa Arena

Manel Comas ha fallecido a los 67 años. El que fuera entrenador del Baskonia y de un extenso ramillete de equipos ACB no ha logrado finalmente superar el cáncer de pulmón contra el que luchaba desde hace tiempo. El 'sheriff', como era apodado, estuvo en Vitoria este mismo año para ser homenajeado por el club y la afición, en el marco de la victoria número 250 del Baskonia en competiciones europeras. Todo supo a despedida esa tarde, en la que Comas se emocionó y llevó a las lágrimas a todo el pabellón, Josean Querejeta, el presidente baskonista, incluido. Todos sabían que aquello era un adiós. El público le ovacionó en pie durante minutos en un momento que ha quedado grabado para siempre en la retina del baloncesto vasco.

Según diversas fuentes, Manel Comas ha tenido un fuerte rebrote del cáncer que sufría hace algunas semanas y, a pesar de volver al tratamiento de quimioterapia, la gravedad hizo que se produjera lo irreparable. El funeral se celebrará este martes (12.45 horas) en el Tanatorio de Can Ruti, según ha informado el Joventut de Badalona, uno de los equipos que dirigió.

Manel Comas (Barcelona, 1945) ha sido uno de los entrenadores más queridos y recordados en Vitoria, una ciudad donde creó escuela, donde fue feliz y con la que logró crear un vínculo especial que nunca se rompió, ni siquiera en las últimas semanas en las que Comas se vio envuelto en una turbia acusación judicial que nadie en Vitoria quiso creer. Contribuyó de forma decisiva a dar el salto profesional al club de Zurbano, al que le entregó algunos de sus primeros títulos: la Copa del Rey de 1995 y la Recopa de 1996. Especialmente emotiva ésta, pues llegó después de dos finales europeas perdidas en los años inmediatamente anteriores.

Aquela fue la irrupción del Baskonia entre los grandes del continente. Y fue en parte gracias a él, a su tesón y su calidad humana y su contrastada técnica deportiva. Comas, en su balance como técnico a escala nacional es el segundo entrenador con más victorias en la historia de la ACB (392), sólo por detrás de Aíto. En su trayectoria ha pasado por once banquillos, entre otros, Zaragoza, Joventut de Badalona (con el que consiguió la Korac del 81), Barcelona, Cajasol Sevilla y Baskonia en Vitoria.

Sin embargo, para el gran público es tal vez más conocido como el comentarista de Teledeporte que dejó temporalmente la tele en febrero al serle diagnosticado un cáncer, enfermedad contra la que ha luchado hasta hoy y de la que no tenía miedo a hablar.

"Al principio, parece que lo pillas a tiempo y que se puede operar", le confesó el sheriff a Carlos Pérez de Arrilucea, el cronista habitual del Baskonia en la edición alavesa de El Correo. "Luego resulta que no es posible porque lo tienes justo detrás de la arteria pulmonar. Más tarde, todo se complica y hace que te tengan que meter más caña... Hay que tener mucha paciencia y luchar como en un partido. Un partido largo, con muchos momentos en que las cosas parecen venir de cara y luego todo gira en contra y hay que tener la voluntad de pelear duro con ello”, explicaba en la última entrevista que concedió a EL CORREO este luchador incansable.

-¿Se ha hartado de maldecir a esa vida que siempre parece que le guarda un golpe más?

-No. Lo peor que te puede pasar es perder un hijo. A partir de ese momento, en la vida todo se relativiza. Cambia todo; la vida te parece injusta porque crees que las cosas tenían que ser de otra manera, que tú tienes una edad y que el joven tiene toda la vida por delante para que, de golpe y porrazo, te peguen un mazazo de ese tipo. Por otro lado, que durante tres meses no me encontraran exactamente lo que tenía hacía que te metieras cada día a la cama pensando en que lo peor que te puede pasar es que te diagnostiquen un cáncer. Llega un momento en que esa palabra ni te asusta y, cuando te lo confirman, dices; "muy bien, vamos a ponernos para que esto vaya hacia adelante".

-Tampoco le veo tirando la toalla...

-Para nada. Tampoco sé dónde me llevará esta enfermedad, pero te digo una cosa; tengo que dar las gracias por haber podido vivir todo lo que tenía que vivir con instensidad. No voy a abandonarme, pero todos sabemos que tenemos un principio y un final. Tampoco quiero asustar a nadie. Hay que pelear y procurar que ese final sea lo más largo y lo más tarde posible.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti

buscador

Buscador de deportes
buscar
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.