Otro modelo de economía es posible

Un congreso prologado por el exalcalde Cuerda difunde en Vitoria la "economía del bien común", un proyecto para un mundo mejor y para una nueva cultura empresarial

Christian Felber, ideólogo de la economía del bien común./
Christian Felber, ideólogo de la economía del bien común.

El Palacio de Congresos Europa de Vitoria acogerá este fin de semana el séptimo congreso anual de la Fundación Valores. Bajo el título 'Proyectos y Utopías para un Mundo Mejor', la cita sale por primera vez de Madrid para difundir su apuesta por modelos innovadores para un futuro sostenible, como el defendido por la economía del bien común.

Según ha informado la organización en un comunicado, en esta edición el congreso estará centrado en dar a conocer el movimiento de la economía del bien común, para lo que contará con la presencia de su impulsor, Christian Felber. Este profesor de economía de la Universidad de Viena defiende que "ni el capital ni el beneficio empresarial son objetivos, sino medios".

La economía del bien común está basada en empresas privadas e iniciativa individual, al igual que una economía de mercado. La diferencia estriba en que las empresas no se esfuerzan por competir entre ellas para obtener más beneficio económico, sino que cooperan para conseguir el mayor bien común para la sociedad en su conjunto. Asimismo, el éxito económico no se mide por indicadores monetarios, sino por el balance del bien común, es decir, "cuánto más social, ecológica, democrática y solidaria sea su actividad, mejor serán sus resultados".

A lo largo de las dos jornadas (sábado y domingo) que dura el congreso se abordarán temas como los defectos del modelo económico vigente, el impulso a los 'ecoemprendedores' o la necesidad de dar salidas "realistas y de calidad" a los jóvenes sin perspectivas de trabajo a través de oficios de la vida rural que permitan inyectar "savia joven" en los pueblos que van envejeciendo. La apertura del evento correrá a cargo del exalcalde de Vitoria José Angel Cuerda.

La asistencia al congreso tiene un precio de 20 euros y, una vez cubiertos los gastos de organización, el excedente económico se destinará al programa Berakah (Vitoria) y a la Asociación Horuelo de Amayuelas (Palencia).

¿Qué es la economía del bien común?

La economía del bien común es un proceso participativo, nacido en octubre de 2010, apoyado por organizaciones, políticos, gente privada y empresas que apuestan por un orden económico alternativo, basado en un marco legal vinculante, para la creación de valores de orientación empresarial y particular hacia el Bien Común, que dé incentivos a sus participantes.

La idea parte del libro de Christian Felber Nuevos valores para la economía, que trata de escapar de la discusión estéril quien está contra el capitalismo, está con el comunismo y ofrecer un camino concreto y viable para el futuro. Un grupo de empresarios partió de estos fundamentos para dar forma a un modelo alternativo que mide cómo deben ser los sueldos, aboga por la existencia de una banca democrática o defiende ventajas fiscales para aquellas empresas que trabajen por el bien común.

Las actuales crisis ecológicas, sociales y económicas exigen visiones valientes y decididas, así como seres humanos que participen en el desarrollo de un futuro social sostenible. El movimiento para una Economía del Bien Común se entiende, en este sentido, como el generador del impulso e iniciador para amplios cambios.

A nivel económico, el movimiento desarrolla alternativas concretas aplicables para empresas de diferente tamaño y forma legal.

A nivel político, tiene como objetivo cambios legales que posibiliten una vida equitativa en cuanto a las necesidades de todos los seres humanos, seres vivos y  de nuestro planeta Tierra.

A nivel social, es una iniciativa de concienciación para un cambio de sistema, que se basa en el hacer, común y con valentía, de tantos seres humanos como sea posible. El movimiento da esperanza y ánimo para una actuación hacia el bien común de todos.

El movimiento aumenta constantemente y en la actualidad cuenta ya con la adhesión de casi 1.000 empresas de 15 países, 67 políticos, 173 organizaciones y 3.348 particulares.